Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empleo

El talento, un bien en riesgo de fuga

El 5% de los españoles podría dejar su trabajo sin tener otro. Las empresas tratan de evitarlo

Las empresas deben trabajar para no perder el talento.

La falta de trabajadores en algunos sectores ya es una realidad. Según el estudio de Manpower sobre escasez de talento, el 64% de las compañías tiene dificultad para cubrir los puestos. Las empresas deben estar atentas al talento y saber cómo atraerlo y una vez que esté en su equipo saber sacarle todo el potencial. El elemento clave, según los expertos, es hacer que el empleado se sienta parte esencial de la empresa.

José Burgos, consejero delegado de Fresh People, señala que el trabajador busca entender y compartir la propuesta de valor de la empresa. De esta manera, añade, la compañía "debe hacerle partícipe de las decisiones que se toman". La empresa también tiene que saber que para mantener el talento en su equipo debe escuchar al trabajador "que no se sienta un número". El CEO de Fresh People considera importante que la empresa identifique que la persona contratada sea capaz de afrontar los retos de hoy y se convierta en la persona capaz de afrontar los retos de mañana. "Y esto no habla de lo que se ve, del currículum vitae, sino de lo que no se ve", puntualiza. Por ello, considera necesario "apostar por más planes que ayuden al talento a desarrollarse, alineándolo con la visión y los objetivos de la empresa".

La formación también se plantea como uno de los elementos con más peso a la hora de mantener el talento. Manuel Agudo, consejero delegado de OpenWebinars, asegura que si una compañía es capaz de añadir a su oferta una formación sólida, asíncrona, actualizada y con profesorado de calidad, tendrá esta parte resuelta. "Así que puede que poner el ojo en el 'reskilling' y el 'upskilling' de los compañeros sea un buen punto de inicio para fidelizar el talento".

No obstante, Burgos advierte de que la formación sin estrategia no tiene sentido. "La formación responde a una estrategia cultural y de evolución personal y profesional, cada vez va a ser más individualizada y basada en intereses personales alineados con el negocio", afirma. Por tanto, añade que puede ser una vía para incentivar el talento, "pero siempre que se haga de forma personal y según cada caso".

La gran dimisión

La escasez de talento hace que haya un riesgo en el mercado laboral, que los trabajadores que no se sientan satisfechos en su trabajo dimitan sin tener otro empleo. En Estados Unidos cerca de 50 millones de trabajadores renunciaron a su empleo en 2021 sin tener otro trabajo. La razón principal es la congelación de los salarios reales a pesar del aumento del coste de la vida. Por ahora, según la encuesta de Adecco un 5% de los trabajadores en España podrían renunciar de esta manera a su empleo.

José Burgos avisa de que lo que está sucediendo en Estados Unidos y en Reino Unido acabará sucediendo en el resto de países. "Tenemos que reflexionar sobre las ofertas de trabajo que están lanzando las empresas y cómo se ajustan a las expectativas de las personas que están buscando empleo", señala. Considera necesario utilizar modelos que ayuden a las personas a conectar con el propósito de la organización para que no suceda. Manuel Agudo, reconoce que hay un "riesgo" de fuga de talento cuando no se dan las circunstancias adecuadas para retenerlo.

El sueldo sigue pesando

El sueldo sigue siendo el principal reclamo para los trabajadores: el 38% considera que su salario está por debajo del mercado, según una encuesta de Adecco. Pero ya no es el único elemento en el que se fijan los trabajadores. La salud y el bienestar, el ambiente laboral y la flexibilidad horaria son aspectos muy importantes a la hora de optar por una empresa u otra. El CEO de Fresh People apunta que el sueldo "es un mínimo, pero un factor clave. Si solo hablamos de salario las conversaciones son planas".

Manuel Agudo coincide en que el salario es cada vez menos importante para mantener el talento. "Cuando existen fugas hacia otras compañías rara vez es solo el dinero el factor primordial", afirma. Explica que hay cada vez más casos de trabajadores "que sacrifican unos cuantos miles de euros anuales a cambio de vivir algo mejor". Y ese "algo mejor", según explica Agudo, puede ir desde cambiar de ciudad, sentirse más valorado, implicarse en el lanzamiento de una empresa o disponer de un plan de reciclaje. Cada empleado tiene su propia escala a la hora de definir la satisfacción en el puesto de trabajo. "Unas veces está arriba el salario, otras la posibilidad de teletrabajar, la flexibilidad de horario. Hay muchas variables, pero una inquietud se ha vuelto constante: sentirse capacitado para ocupar con solvencia el cargo que se desempeña", asegura el CEO de OpenWebinars.

Compartir el artículo

stats