Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Remodelación en el PSOE

El agobio por las encuestas fulmina a Héctor Gómez como portavoz del PSOE

El socialista tinerfeño, sustituido tras solo diez meses en el puesto, no da el perfil político ante el inicio de un nuevo ciclo electoral

El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, en una sesión plenaria, en el Congreso de los Diputados. Jesús Hellín - Europa Press

La espada de Damocles que pendía desde hace semanas sobre el diputado canario Héctor Gómez como portavoz del PSOE en el Congreso se desplomó definitivamente con su sustitución en el cargo por el veterano político vasco Patxi López. Sólo diez meses después de haber sido elegido de forma sorpresiva, en septiembre de 2021, por Pedro Sánchez para desempeñar una de las funciones más relevantes en el organigrama interno del partido y como pieza clave en la coordinación entre la dirección federal, el Gobierno y el grupo parlamentario, el diputado tinerfeño se ve afectado por la revolución interna decidida por el líder socialista para tratar de tomar la iniciativa política y afrontar el nuevo ciclo electoral que se avecina con las elecciones autonómicas y locales de mayo de 2023, y las generales a finales de ese año.

Los socialistas canarios pierden así un peón clave en su permanente objetivo de tener influencia ante el Gobierno central. De momento, Gómez se mantendrá como diputado al que se asignará alguna portavocía o presidencia de comisión importante, pero no se contempla un destino de gobierno. De esta forma, el único portavoz canario en la historia de la democracia en alguno de los partidos estatales en el Gobierno, deja a las Islas sin ese plus de representación e influencia. Es además, el portavoz de uno de los grupos mayoritarios que menos ha permanecido en el cargo.

La preocupación en las filas del PSOE y en el entorno de Sánchez por las encuestas electorales, en las que los socialistas pierden apoyo de manera continuada desde hace meses, han inducido al presidente a dar un golpe de timón a la nave socialista, con cambios en la vicesecretaría general, que ahora ocupará María Jesús Montero, ministra de Hacienda, y en las portavocías de Ferraz, que pasa a manos de la ministra de Educación, Pilar Alegría, y del Congreso.

Canarias pierda capacidad de presión ante en Gobierno, en Ferraz y en las Cortes

decoration

Las consecuencias económicas y sociales de la crisis por la guerra en Ucrania y los resultados electorales en Andalucía de hace un mes han obligado al presidente a mover las fichas para tratar de dar la vuelta a la situación. La obsesión de Sánchez y de todo el PSOE por combatir la idea de cambio de ciclo político en España ante un PP en alza tras la irrupción de Alberto Núñez Feijóo como líder del centro derecha español está detrás de este movimiento en el que Gómez se ha visto afectado.

Sánchez busca con el relevo del diputado tinerfeño por el ex lehendakari, un perfil mucho más político y conocido, para un puesto en el que además de la labor parlamentaria cuenta mucho la proyección pública.

Aunque Sánchez valoraba positivamente el papel desempeñado por Gómez en el primero de estos ámbitos, ha considerado que los retos del PSOE para los próximos meses necesitan de una persona de condiciones políticas muy diferentes al que ofrecía el tinerfeño. En Moncloa consideran que Gómez ha gestionado con éxito el trabajo interno del grupo parlamentario, logrando negociar los apoyos al Gobierno en un contexto de dificultad extrema por la mayoría insuficiente con que cuenta la coalición de PSOE y Unidas Podemos, con momentos de divergencias internas, y con etapas de distanciamiento e incluso ruptura con algunos de los apoyos a la investidura, especialmente los soberanistas catalanes de ERC.

Escasa proyección pública

Donde el entorno de Sánchez cree que la labor de Gómez no ha dado todo el resultado que se esperaba es en la comunicación y proyección pública, considerando que el diputado canario no ha despegado como cara visible en el ámbito parlamentario ante los ciudadanos. Y es ahí donde el cambio decidido por el líder del PSOE se supone que surtirá efecto apostando por uno de los referentes del partido de las últimas décadas, con un alto grado de conocimiento entre los ciudadanos y con un bagaje político a sus espaldas incuestionable. No en balde ha sido el único lehendakari socialista en la etapa democrática, entre 2009 y 2012, durante cuyo mandato, con Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno central, se alcanzó el acuerdo para el final de ETA.

Gómez mantuvo por otro lado discrepancias con el sector de Ferraz controlado por la hasta el pasado martes vicesecretaria general, Adriana Lastra, su antecesora en el Congreso que nunca aceptó de buen grado dejar el puesto y desde cuyo entorno se cuestionaba el papel que estaba desempeñando el diputado canario.

En el grupo parlamentario socialista, sin embargo, era apreciado y nunca le escatimaron aplausos tras sus intervenciones desde la tribuna en los grandes debates políticos de la Cámara, por ejemplo el de la semana pasada durante el debate del estado de la nación. Pero se tiende a considerar que cuando Sánchez lo nombró portavoz hace un año nadie podía esperar un contexto político y económico como el actual. Era un nombramiento pensando para una etapa que se preveía de normalización pospandémica y crecimiento económico con un PSOE capaz de recoger los frutos en el ámbito electoral, no para una tiempo de incertidumbre en todos los ámbitos por la guerra en Ucrania, la inflación desbocada y unas encuestas deprimentes.

El escenario económico y el 19-J andaluz desaloja al canario de su cargo en el Congreso

decoration

Gómez ha mantenido durante sus diez meses al frente de los socialistas en el Congreso una relación de comunicación fluida con el resto de grupos parlamentarios y era valorado en su labor por la mayoría de portavoces, incluida la del PP, Cuca Gamarra. También cultivó una complicidad especial con los dos representantes nacionalistas canarios en la Cámara baja, Ana Oramas, de CC, y Pedro Quevedo, de NC, hasta que éste abandonó el Congreso el pasado 1 de julio para ceder el escaño a María Fernández, también de CC. Sin embargo, no han sido infrecuentes las etapas de tensión por las discrepancias entre las posiciones de alguno de los partidos nacionalistas, por un lado, y el PSOE y el Gobierno, por otro, sobre cuestiones relacionadas con Canarias tramitadas en el Congreso, como ocurrió con los casos de la reducción de las ayudas al cine en las Islas, o la posición en que quedaba el plátano en la Ley de cadena alimentaria.

La presencia de Gómez en la dirección del grupo socialista en el Congreso alentaba la posibilidad de una mayor sintonía entre CC y el PSOE para poder llegar a acuerdos de cara a algunas de las leyes importantes por tramitar, o incluso los presupuestos estatales para 2023. Con Patxi López a los mandos, la situación es otra y seguramente menos proclive a las complicidades de orden territorial.

Menor peso en Ferraz

La marcha de Héctor Gómez de la portavocía en el Congreso conlleva también su abandono de la Ejecutiva Federal del PSOE. Esta circunstancia deja a los socialistas canarios con solo dos representantes en la dirección de la calle Ferraz, el diputado por Las Palmas Luc André Diouf como secretario de Política Migratoria y Refugiados, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, como secretaria de Sanidad y Consumo, quien a su vez podría dejar su actual puesto en el Consejo de Ministros si finalmente Sánchez decide postularla como candidata socialista al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. La salida de Gómez de la Ejecutiva socialista acaba con la circunstancia inédita para los canarios de contar con tres representantes en el órgano de gobierno del partido en los términos en que se aprobó en el 40 Congreso Federal de octubre del año pasado.

Desde el PSOE de Canarias se valora la sustitución de Gómez como una "decisión estratégica de Sánchez". El líder de los socialistas canarios y presidente regional, Ángel Víctor Torres, se limitó a "respetar" la decisión de Sánchez, y a destacar el "buen trabajo" realizado por Gómez. La mayoría de diputados y senadores socialistas trasladaron mensajes de apoyo al relevado portavoz. "Ha sido un magnífico portavoz y es un gran compañero", resume el sentir de todos ellos la también tinerfeña Tamara Raya. 

Sánchez en La Mareta  

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha vuelto a elegir Lanzarote para disfrutar de sus vacaciones de verano. Si no hay cambios de última hora, está previsto que el jefe del Ejecutivo llegue a la isla el miércoles 3 de agosto con su familia para instalarse en La Mareta (Costa Teguise), residencia perteneciente a Patrimonio Nacional en la que se han alojado en tres ocasiones anteriores. Sánchez se desplazará a Lanzarote un día después del último Consejo de Ministros antes de las vacaciones y la previsión es que alargue la estancia tres semanas. | A.F.

Compartir el artículo

stats