+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

en españa son más de 2.700

La fiebre del dron duplica el número de operadores en Castellón

La cifra de empresas autorizadas en la provincia pasa de 5 a 12 en solo un año

 

Un dron sobrevuela la explanada de la basílica de Lledó, en Castellón, para un vídeo promocional. - FOTO CEDIDA POR AVOL DRON

ELENA AGUILAR
22/01/2018

A mediados del pasado mes de septiembre la búsqueda de la vaca Rebeca, que se había escapado dos semanas antes del recinto taurino de Burriana, movilizó un dispositivo sin precedentes. Guardia Civil, Guardia Rural, Policía Local, Protección Civil, Bomberos, perros rastreadores... participaron durante días en su búsqueda, aunque finalmente la res fue localizada gracias a un dron. Eso sí, luego volvió a escapar.

En la Vall d’Uixó, el Ayuntamiento va a vigilar los campos para evitar robos y vertidos y lo hará gracias a los drones. Son solo dos ejemplos recientes de un fenómeno en claro auge en Castellón. Porque ¿a quién no le ha pasado uno de estos artilugios zumbando sobre la cabeza?

Si hasta hace poco más de dos años el cielo era para los pájaros y los aviones, ahora el espacio aéreo empieza a estar repleto de mosquitos mecánicos que hacen fotos y graban imágenes en alta definición. Y todo apunta a que esto es solo el principio. Este mes ha entrado en vigor en España un nuevo reglamento que permite vuelos nocturnos y en ciudad, lo que da más margen de maniobra a un sector que en Castellón ya es uno de los que más crecen.

Que los aviones controlados de forma remota (RPA) se han convertido en un negocio con grandes expectativas de crecimiento es algo que demuestran las cifras que maneja la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). A principios del año pasado se contabilizaban en Castellón 5 operadores autorizados. Hoy son 12. Y en el conjunto del país ocurre algo muy similar: 2.789 operadores, casi 4.000 pilotos y 4.283 drones, lo que pone de manifiesto la relevancia de una actividad a la que también se dedican 74 escuelas de formación (una de ellas está en el Aeroclub del Grao) y una veintena de fabricantes.

Alvol Dron Solution, con sede en Burriana, es una de las empresas fuertes del sector. Empezó en 2015 y solo durante el año pasado sus drones realizaron más de un centenar de vuelos. «Fui uno de los primeros. Cuando comencé este sector era totalmente novedoso y poco a poco hemos ido creciendo hasta el punto de que hoy somos ocho pilotos en la empresa y contamos con seis aeronaves», apunta Víctor González, licenciado en Comunicación Audiovisual, piloto y CEO de una compañía que se dedica fundamentalmente a las producciones audiovisuales (vídeos de bodas, vídeos corporativos...) producciones propias y también para terceros. «Cada vez tenemos más encargos de productoras y las previsiones para este año también son muy buenas», resume.

MÚLTIPLES POSIBILIDADES // Que el del dron es un negocio en clara expansión en Castellón es algo que también confirma Sergio Soler, piloto de drones y gerente de Elevha. Con sede en Segorbe, esta empresa tiene dos líneas de negocio: por un lado presta servicios a empresas o instituciones públicas y, por otro, asesora a todas aquellas compañías que quieren tener su propio dron. «Parte de los encargos que recibimos proceden de ayuntamientos que, por ejemplo, quieren saber en qué condiciones está su término municipal. Con la ayuda del dron les ofrecemos imágenes sobre el estado de los caminos rurales, los postes de luz, los cultivos o los barrancos», describe Soler. También trabajan en la revisión de parques eólicos. «Antes eran los técnicos los que se subían a los postes o a los aerogeneradores, ahora lo hacemos nosotros con un dron», describe Soler.

Fernando Ramia es otro de los operadores de drones autorizados en Castellón. Con sede en Vila-real, su empresa Nautilus, Films & Projects está especializada en producciones relacionadas con la naturaleza y el medioambiente. De hecho, su compañía ha elaborado el vídeo promocional de la Red de Caminos Naturales de España. «Antes teníamos que filmar desde una avioneta o un helicóptero, con el riesgo y el coste que eso supone», resume. Ahora, y gracias a los drones, la calidad de la imagen es mejor y el coste se reduce.

GRANDES REQUISITOS // El sector del dron es uno de los más novedosos y un gran desconocido. Porque, lejos de lo que podría pensarse, un dron no es un juguete, aunque está al alcance de casi todo el mundo. «Trabajar con un dron es una actividad muy seria y muy profesional. A nosotros nos regula seguridad área y los requisitos que tenemos que cumplir son innumerables», resumen.