+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CASTELLÓN

La primavera será más cálida de lo habitual, aunque no faltarán lluvias

Las temperaturas caerán hasta 6º en la segunda mitad de la semana y vuelven las precipitaciones

 

Los responsables de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat presentaron su predicción estacional. - EFE/BRENDA CANATELLI

A. BÁEZ
22/03/2017

Las previsiones apuntan a que, a partir de esta tarde y mañana, la inestabilidad atmosférica irá en aumento y habrá un «tiempo más revuelto» , con momentos soleados a primera hora del día especialmente en la zona del litoral, que evolucionarán a tormentas aunque no se prevé que sean tan fuertes como las registradas a lo largo del pasado invierno, según avanzó ayer el delegado de Aemet en la Comunitat Valenciana, Jorge Tamayo, quien presentó la predicción estacional de esta primavera, que dejará «valores por encima de lo que viene siendo normal desde marzo hasta junio», explicó.

La primavera se manifestará en toda su extensión como lo que es: una estación marcada por los cambios, de tal modo que en las horas centrales del día se podrán rondar los 20 grados por término medio y, al día siguiente, bajar de seis a siete grados las máximas. El primer aperitivo lo tendrá la provincia de Castellón desde hoy y hasta este próximo fin de semana, con bajadas bruscas de temperaturas y la aparición de lluvias, según las previsiones.

Además de avanzar la predicción para esta primavera, Aemet en la Comunitat Valenciana presentó ayer el resumen climático del pasado invierno, una estación que ha sido también más cálida de lo habitual según este balance, con una temperatura media de 8,8 grados, lo que ha venido a representar 0,4 grados más que el promedio normal en estas fechas, además de cerrar uno de los años más húmedos de la serie, con una precipitación media de 326,7 litros por metro cuadrado, lo que supone alcanzar registros dos veces y medio por encima del promedio climático del periodo 1981-2010 (130,6 litros por metro cuadrado).

En cuanto al tiempo que hará en abril y pese a las reservas de Aemet para avanzar en las previsiones debido «a la gran variabilidad del clima» en esta área geográfica, abril será un mes normal en lluvias, con tormentas típicas de primavera y, seguidamente, se llegará a un junio de nuevo seco.

De momento, bajarán las temperaturas entre cinco y siete grados respecto a las de los últimos días y el fin de semana será algo pasado por agua pero con lluvias que pueden ser de débiles a moderadas debido a una borrasca que ya ha entrado por el Atlántico. Las temperaturas podrían caer hasta 6 grados en las zonas de costa de la provincia y dos en las comarcas del interior, según estas mismas previsiones.

Temas relacionados