+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

BAJA DEL MAQUINISTA

Renfe suprime en solo dos días seis trenes a Valencia

 

N. MARTÍNEZ // EFE
20/04/2017

Los usuarios de la línea C6 de Cercanías Castellón-València llevan dos días padeciendo los recortes del servicios: seis trenes suprimidos en solo dos días, desde la vuelta de vacaciones de Semana Santa.

Desde Renfe comunicaron que el motivo es la baja temporal de un maquinista, que no ha podido ser cubierta, aunque esperan que hoy ya se haya resuelto. En concreto, ayer no circuló el convoy Valencia-Castellón de las 6.45 horas; ni los de Castellón a Valencia de las 6.35 y 8.10 horas, todos ellos, a hora punta para quienes viajan por motivos laborales u otros. La compañía señaló que se dio servicio alternativo con trenes posteriores, a las 7.03, 6.50 y 8.25 horas. Y añadieron que el martes sucedió lo mismo con otros tres, y sobre los cambios, «se informa en tiempo real». Con todo, esto no permite a los usuarios programarse o replanificar su medio de transporte con suficiente antelación.

Precisamente, ayer, la consellera de Vertebración del Territorio, María José Salvador, volvió a incidir, en un acto en la capital del Túria, en que las demoras en los trenes de Cercanías entre Castellón y Valencia «serán más graves cuando entre en funcionamiento el tren de Alta Velocidad y el corredor mediterráneo». «Aún no ha entrado en funcionamiento el AVE a Castellón y ya se han perdido ocho minutos y medio de tiempo y de frecuencias a los usuarios que ahora hacen ese recorrido», criticó Salvador. «En un tramo ya saturado y con los problemas técnicos que tiene, es un gran reto para Fomento y Adif cómo planificar y gestionar esta línea», sostuvo.

 
 
1 Comentario
01

Por BUFANUVOLS 9:57 - 20.04.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Una vez mas se demuestra el desprecio de Renfe a los usuarios. Si en vez de empresa pública fuese privada actuaria de una forma diferente; y esto solo es el principio con la puesta en servicio de los trenes de velocidad alta, que no de alta velocidad,el problema se agravará por tener que dar preferencia a dichos trenes en el saturado corredor. La estrategia de Renfe es clara:siquieres llegar a tiempo coje un pseudoAVE y paga más.