+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACCIDENTES

Una vecina de Castelló denuncia el peligro del cruce que comunica la UJI con la Avenida Alcora

En lo que va de mes, se han producido dos accidentes en la zona

 

MELISA HIGUERAS
17/07/2019

Durante el mes de julio, en el cruce que comunica la Universitat Jaume I (UJI) con la Avenida Alcora, se han producido dos accidentes con una separación de cuatro días entre ellos. Una vecina de Castelló manifiesta: “la zona está muy mal, los cubos de basura impiden ver a los coches que vienen y se tiene que frenar en seco para poder respetar la señal de stop. Yo ya me he quedado sin coche y voy a dejar este cartel aquí por si puedo salvar una vida”.

Los dos accidentes calificados como "leves" por la Policía Local se produjeron el lunes 8 de julio y el viernes 12 de julio sobre las 19.30 horas. En el primero de ellos, el vehículo afectado solo tenía "arañazos en la puerta lateral derecha", según los cuerpos policiales. Sin embargo, en el segundo, que sufrió la vecina que denuncia la situación, provocó la ruptura de la parte frontal del coche y del motor. "Mi coche está en el desguace, saltaron hasta los airbags y por suerte solo tengo moratones", cuenta.

El peligro

El cruce tiene una visibilidad reducida para los vehículos que conducen por la Calle Jesús Martí Martín, ya que al final de la Calle Botànic Cavanilles hay unos cubos de basura que impiden ver los coches que están circulando por el otro lado del cruce. "Sí que es cierto que falta visibilidad, pero la zona está bien señalizada y en ningún caso, es un punto extremadamente peligroso de la ciudad", explica la Policía Local.

No obstante, la denunciante reivindica y muestra con el siguiente vídeo que los conductores tienen que "frenar en seco para no chocar con el que viene" y que, además, para comprobar si se acerca algún vehículo "hay que saltarse el stop y pararse en medio del paso de cebra". Además, dice que la situación del cruce empeora conforme cae la tarde al haber menos luz en la zona.

La vecina afirma que este problema de visibilidad se solucionaría con un semáforo. Asimismo, la Policía Local declara que existen dos posibles soluciones viables: "modificar la ubicación de los contenedores o poner un espejo convexo al final de la calle para que los coches que circulen por la Calle Jesús Martí Martín puedan corroborar si viene un coche por Botànic Cavanilles".