+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

TEMPORAL EN LA PROVINCIA

25 masías continúan aisladas a la espera de un nuevo frente de nieve

Los municipios se afanan en abrir sus calles tras un temporal que prevé más lluvias el fin de semana . El operativo en Castellón suma 100 rescates en casas y granjas y apuntala caminos ante la helada

 

MORELLA. La máquina quitaniebes accede a una granja. - CONSORCIO DE BOMBEROS

ARES. Las máquinas trabajan a destajo para liberar el centro del 'manto' blanco. - AYUNTAMIENTO DE ARES

CRISTINA GARCÍA - CASTELLÓN
27/01/2017

Nuevo frente de lluvias y, por consiguiente, más nieve, en toda la franja interior de la provincia de Castellón cara a este fin de semana. El nuevo episodio del temporal, más suave que el vivido hace apenas una semana, arrancará hoy, con precipitaciones que barrerán de norte a sur la provincia, acompañadas de vientos que podrán ser de hasta 80 km/h, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat, que anoche activó la alerta amarilla en todo el interior.

El temporal de agua, nieve y frío mantiene aún algunos coletazos. El operativo del Consorcio Provincial de Bomberos y de Emergencias sigue activo y trabajando a destajo, sobre todo en las zonas de más difícil acceso de la montaña, donde «aún permanecen aisladas 25 masías, a las que no se ha podido acceder, sin urgencia de evacuación», según fuentes del Consorcio.

Ayer mismo se accedía con maquinaria pesada y con cadenas al Mas de Montolío, en Xodos, a las faldas del Penyagolosa, en una zona «muy complicada», donde las vacas llevaban varios días sin comer; y en Morella, se atendió «con urgencia» a una granja en la que el peso de la nieve ocasionó la caída de una parte de la cubierta sobre la piara y el ganadero no sabía si peligraban los cerdos.

El bloqueo sigue en muchos municipios y, tras un respiro en las pasadas 48 horas, mantienen la alerta ante la posibilidad de nuevas heladas que sumen volumen al más de un metro de grosor que tiene el manto blanco en algunas zonas, y de que, de nuevo, las carreteras se llenen de placas de hielo o un nuevo manto blanco. Las zonas con más peligro, según las fuentes consultadas, están en la Tinença de Benifassà, y en Els Ports en general, junto con el Alto Mijares y el Palancia, donde ayer se escaparon de una granja unos 60 caballos, que dispararon las alertas en Castellón, pero finalmente traspasaron las fronteras provinciales hacia Teruel, donde fueron rescatados por bomberos aragoneses.

En Ares, Ayuntamiento y vecinos retiraban la nieve con camiones y palas en el centro, mientras que se llegó a la última masía incomunicada por la nevada, tal y como cuenta el alcalde, Abelardo Tena. Situación parecida en Portell, donde los esfuerzos se centran en abrir paso a las casas y granjas para llevar pienso, paja o cargar y descargar animales, según el alcalde, Álvaro Ferrer. Mientras, en Castellfort, luchan contra el hielo, en palabras de su munícipe, Juan Manuel Segura, que explica el «problema añadido que se ha helado la tubería que conecta el depósito municipal con el pueblo», destaca.

SIGUE EL OPERATIVO // No obstante, el dispositivo especial del Consorcio Provincial de Bomberos ha abierto ya un centenar de accesos a masías y explotaciones ganaderas de la provincia. El diputado Luis Rubio, responsable del Consorcio, destacó ayer el «trabajo de los profesionales en jornadas maratonianas para ayudar a los vecinos incomunicados o con problemas en sus explotaciones y para dar de comer a sus animales».

Suman ya unas 250 personas, con 22 máquinas pesadas, 18 quitanieves, 9 vehículos salero y el helicóptero HC Charly 1, de la Generalitat, que hace reconocimientos aéreos para ver la dimensión de la nevada en Castellón.