+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

el proyecto LO SUFRAGAN A PARTES IGUALES AYUNTAMIENTO Y GENERALITAT

Burriana licita su parte de la obra de la carretera al puerto

El Ayuntamiento ratifica mañana estas acciones, que suman unos 450.000 euros

 

JAVIER MARTÍ
20/07/2016

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Burriana aprobará mañana la apertura del expediente para la licitación de las obras de la carretera del puerto. Estos trabajos, con 932.037 euros de presupuesto, se costearán al 50% entre el Ayuntamiento y el Consell, pero cada entidad debe sacar a concurso y adjudicar la parte que le corresponde de la reforma, que comenzará tras el verano.

La parte municipal consiste en la renovación del pavimento y la instalación de un carril bici y paseo para peatones. Estas tareas, que costarán aproximadamente 450.000 euros, son las que sacará a concurso el consistorio.

La intención es comenzar ahora los trámites de publicación del anuncio de las obras para que el proceso de selección entre las distintas propuestas y la posterior adjudicación se pueda realizar a lo largo del mes de septiembre. De ser así, los trabajos podrían comenzar entre los meses de octubre y noviembre.

La carretera CV-1852, que une el núcleo urbano de Burriana con el puerto y las playas, es de titularidad municipal y tiene 12 metros de anchura, repartidos en dos carriles de 3,50 metros y dos arcenes de 2,50 metros. La intención es la de ensanchar el arcén izquierdo en dirección al puerto y llegar hasta la línea de postes telefónicos existente, que discurre paralela a este vial.

De esa forma, se daría entre 0,8 y 1 metro más de anchura a la plataforma actual. La longitud del tramo desde la rotonda del municipio, donde se iniciaría el doble carril bici, hasta la rotonda que da entrada al puerto, es de 2.200 metros, en un entorno fundamentalmente residencial.

DESVÍO // Después de estudiar varias opciones, y con el objetivo de mejorar la movilidad, el equipo de gobierno optó por desviar el tráfico a un lado (el derecho en sentido al mar) y situar los carriles para bicicletas y peatones al otro, separados por una mediana con tratamiento vegetal y el citado ensanchado de la plataforma.

Por otro lado, se mejorará la seguridad vial del municipio porque estas actuaciones implican un estrechamiento de los carriles para el tráfico motorizado en favor del carril bici y peatonal, que discurrirá en paralelo.

Las obras de ampliación de este transitado vial están pendientes desde hace tiempo, pero se optó por no comenzar en verano, que es precisamente cuando más tráfico soporta la carretera. H