+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INFORME DE PREVENCIÓN

La CHJ detecta 21 zonas peligrosas para el baño en ríos de Castellón

Los puntos negros identificados están próximos a presas e infraestructuras hidráulicas

 

Mapa de los municipios castellonenses en los que se ha detectado zonas de riesgo para el baño. -

N. SORIANO
11/07/2019

Un año más, la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ha informado de los embalses y ríos peligrosos para el baño. En la provincia de Castellón, el organismo advierte de un total de 21 masas de agua próximas a presas o infraestructuras hidráulicas que presentan un alto riesgo de accidentes si se utilizan como zona para actividades acuáticas.

En el caso de las comarcas castellonenes los puntos detectados son: la presa de Vila-real en el río Millars, la Fuente del Baño en Navajas, el embalse de Ulldecona y la fuente de Sant Pere en la Pobla de Benifassà, el embalse del Sitjar en Onda, la entrada del embalse de la Pobla de Arenós, la salida de este mismo embalse en el término municipal de Montanejos, el barranco de los Pajaricos en Altura, el pozo de los Gitanos de Segorbe, Los Ignacios y el badén del río Villahermosa a su paso por Argelita, el Muladrar y bajo el puento del río Millars en el municipio de Fanzara, el Tormo en Cirat, el río Villhermosa en el tramo que discurre por Cedramán (pedanía de Castell de Villamalefa), el río Pequeño en Ayódar, el pozo en Arañuel, la Cava en Torrechiva, el Corralico en Toga, el Salto de la Novia en Navajas y el Olivar en Ribesalbes.

Según se recoge en la Ley de Aguas, no se necesita autorización para bañarse en dichas localizaciones ni tampoco se puede prohibir. Es por ello que, desde 2017 y coincidiendo con el inicio del verano, la CHJ identifica aquellas zonas de riesgo donde se desaconseja darse un chapuzón. El objetivo es «contribuir a que no se produzcan accidentes desafortunados y que el baño se efectúe en las condiciones más seguras posible», señalan desde la Confederación del Júcar.

Asimismo, la CHJ ha mejorado la señalización de estas zonas para advertir a los bañistas y evitar así eventuales accidentes en su red fluvial. Para ello, se han priorizado los lugares donde no se recomiendan estas prácticas por la proximidad de la balsa a presas, infraestructuras hidráulicas, de regadío o hidroeléctricas.

Consorcio del Millars

El Consorcio del Paisaje de la Desembocadura del río Millars, formado por los consistorios de Vila-real, Almassora, Burriana, Diputación y el Consell, también ha detectado cinco espacios peligrosos para nadar en la zona protegida: el punto entre el puente de la CV-10 y el de la AP-7 en el margen derecho del río en Vila-real (donde existe un salto de unos 25 metros), los azudes Los Machos en Vila-real, Comunitario en Almassora y les Revalladores en Burriana y el Molino del Terraet