+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ALMENARA

Los informes de la secretaria frenan las cuentas municipales

Asesores externos revisarán los trámites al intuir el consistorio «errores de bulto»

 

Las cuentas de Almenara están frenadas por los informes de la secretaria. - SÁNCHEZ

MIQUEL À. SÁNCHEZ
12/01/2018

El equipo de gobierno de Almenara, presidido por Estíbaliz Pérez, ha decidido que asesores externos elaboren los informes necesarios para continuar el proceso administrativo que permita aprobar el presupuesto municipal del 2018. Llevan adelante esta postura porque intuyen que los trámites realizados por la secretaria, Paloma Sanz, serían incorrectos.

La trabajadora municipal tuvo desde el 22 de diciembre del 2017 toda la documentación pertinente para la confección de las cuentas anuales y la entregó a alcaldía el último día del plazo, el pasado martes, 9 de enero.

«Los resultados aportados tienen errores de bulto», afirma la alcaldesa, Estíbaliz Pérez. Ante esta situación, puntualiza: «Una vez tengamos las valoraciones externas haremos las comprobaciones con las de Sanz y veremos dónde están las incorrecciones».

estabilidad // Una de las conclusiones aborda la estabilidad presupuestaria y, según la secretaria, el Ayuntamiento no cumple la regla del gasto. «Estoy convencida de que se respeta, al igual que en los años anteriores. El pasado 2017 no hicimos nada extraordinario para que sea lo contrario», recalca la munícipe.

Por otro lado, Pérez no quiere pensar que estos informes están hechos de forma malintencionada para dañar la imagen de Almenara. «Sería muy grave que la responsable del funcionamiento del consistorio vaya en contra de la realidad con documentos que son claves para sacar adelante las cuentas de la localidad», apunta.

LEGALIDAD // En el apartado de la legalidad, las conclusiones solo hablan del sueldo de Sanz y del hecho de que está en contra de los empleados en la mesa de negociación con los sindicatos.

El pasado mes de noviembre se dio a conocer el mal ambiente existente entre el personal municipal, incluida la primera edila. A partir de entonces, la alcaldesa y la secretaria se han cruzado diversas denuncias que han llegado, incluso, a los tribunales.