+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

CELEBRACIONES PATRONALES DEL CRISTO

L’Alcora cierra el ciclo taurino con un ‘vistalegre’ y un ‘saltillo’

Música de estilos variados y una visita guiada al campanario fueron otras citas

 

Salida del toro de la peña Vint de Copes de las fiestas del Cristo. - NOMDEDEU

JAVIER NOMDEDEU
03/09/2017

Las fiestas patronales del Cristo de l’Alcora vivieron ayer la última jornada dedicada a los toros cerriles. El protagonismo correspondió a la peña Agüelachos, que brindó un astado del hierro de Vistalegre; y a la Penya Vint de Copes, que patrocinó un ejemplar llegado desde la ganadería Saltillo, de Moreno Silva. Los primeros exhibieron su toro, con la suelta del cajón en la plaza Matraca, mientras que la plaza España fue el punto de salida de la segunda parte de la cita. Los vecinos y aficionados que llenaron los 170 cadafals, además de los rodadores, disfrutaron del juego que dieron los animales, que, por la noche, fueron embolados.

Pero la jornada taurina de las fiestas del Cristo arrancó ya por la mañana. La entrà, con seis toros de Germán Vidal, de Cabanes, fue un espectáculo. Antes, se programaron vaquillas y toros desde la ganadería local de La Espuela.

OTRAS PROPUESTAS / El programa fue más allá. Destacaron la visita guiada a la iglesia de la Asunción, a cargo del gremio de campaneros local; y la tirada social de codorniz a máquina en el campo de tiro Salvador Bartoll.

Por la tarde, y mientras los aficionados disfrutaban de los astados, se programó una amplia oferta para los niños en la plaza La Sangre, con juegos de saltimbanquis y, para los más jóvenes, hubo discomóvil en la plaza San Antonio, que brindó la penya Vint de Copes, y un pasacalle de la charanga Watekeros.

Diversos géneros musicales estuvieron representados a lo largo del día. En la calle Morella tuvo lugar la quinta edición del Jabafriends, organizado por el grupo alcorino El Jabalí de Fausto y el colectivo Amics del Rock de l’Alcora, con el colaboración del Ayuntamiento. El festival arrancó a las 18.00 horas, con el grupo de rock infantil La Glüps Band, seguido de Zulo 47. Sobre las 23.30 horas llegó la actuación de Lèpoka y, tras el mismo, el grupo organizador, que presentó su nuevo disco Zarzón. El cierre lo puso Tumbasound, unos pinchadiscos locales que brindaron el mejor reggae y dancehall.

La peña De bar en bar también promovió una fiesta en el Café París y el Ayuntamiento ofreció la orquesta Mónaco y discomóvil Crazy en la Pista Jardín, con entrada libre. El baile del mantón de Manila y la traca pondrán hoy el cierre a las celebraciones.