+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

PARA EVITAR CONFLICTOS CON LOS VIANDANTES

Peñíscola limita a los ciclistas en el paseo y prioriza a los peatones

Pretenden frenar el riesgo de accidente ante la velocidad que alcanzan algunas bicicletas. Instalan las señales de prohibición de paso en el tramo más próximo al casco histórico

 

Las señales de prohibición ya están instaladas en el tramo del paseo más cercano al casco histórico. - ROIG

BARTOMEU ROIG
12/06/2016

La brigada de obras del Ayuntamiento de Peñíscola ha instalado una serie de señales con la intención de aclarar a los usuarios del paseo marítimo las características del carril bici que discurre por este espacio. Inicialmente, este paso para ciclos abarcaba toda la avenida del Papa Luna, hasta unirse al que se encuentra en Benicarló, pero la estrechez del tramo de acera en la parte más próxima al casco histórico obligó, hace unos años, a prohibir el paso en un tramo de algo más de un kilómetro. Desde entonces se han producido conflictos entre peatones y ciclistas, al quejarse los primeros de la peligrosidad de tener que compartir un espacio reducido, con el agravante de las velocidades que cogen algunos con sus bicicletas.

La solución adoptada ha sido la de instalar señales, remarcando la prohibición del paso de estos vehículos. “Siempre ha habido una señalización en el suelo que advierte del final del carril, pero muchos ciclistas no lo respetan, e incluso hay quien cree tener razón cuando hay enfrentamientos con peatones”, comenta un vecino que pasea de forma habitual por la avenida. En algunos puntos todavía quedan restos de marcas en el suelo, que delimitaban el espacio para bicicletas, lo que incrementaba la confusión. “La nueva señalización vertical debe quitar todas las dudas”, explican fuentes del consistorio.

Si alguien no respeta las indicaciones se expone a advertencias y posibles sanciones por parte de las fuerzas de seguridad, y tendría las de perder en caso de que se produjeran accidentes en los que estén implicados peatones.

El carril del paseo marítimo no solo cuenta con la prohibición de paso en el tramo señalizado ahora. Los otros cuatro kilómetros cuentan con algunas limitaciones, para evitar los problemas de convivencia derivados de tener que compartir un mismo espacio. Es por ello que la velocidad permitida es de 10 kilómetros por hora, y el paso de bicicletas está prohibido desde las 19.00 horas y hasta la madrugada.

Por otro lado, existe otro carril bici que conecta Peñíscola con Benicarló, a través del vial CV-140. Cuenta con aunque es conocido por la gran cantidad de señalizaciones de stop para los ciclistas.

Aprovechando las señales del paseo marítimo, el edil de La Roca, Víctor Blasco, pidió que se elaborara un plan para crear una red municipal de carriles bici. El alcalde, Andrés Martínez, reconoció la dificultad para llevarlo a cabo, y solicitó a Blasco que presente una propuesta. H