+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

nueve peñas patrocinan dos astados

Punto de torería en una tarde de homenaje al matador Varea

La plaza que pisó de novillero, lo recibe con honores en su feria de Santa Quitèria

 

Las peñas son el principal motor de la semana taurina, ya que se encargan de patrocinar los astados. - MEDITERRÁNEO / UTIEL

Borja Gimeno, experimentado rodaor, se encargó de parar al Núñez del Cuvillo. - MEDITERRÁNEO / UTIEL

PATRICIA RODRÍGUEZ
24/05/2016

Almassora tiene torero. Por si queda algún despistado que no sabe que, desde hace una semana, para los aficionados de la localidad el 15-M es más que un movimiento social. Es la fecha de la alternativa de Jonathan Blázquez, Varea. Almassora tiene torero, repito, y presumió ayer de él.

La plaza que pisó de novillero lo recibió con honores como matador en la segunda de la feria taurina de Santa Quitèria. Tarde en la que, sin Manzanares como padrino ni López Simón como testigo, también hubo alternativa. En su lugar, las peñas San Fermín, T’Empujen, Amigues del Bou, Maracay y Retiro que apadrinaron al de José García Guillén.

Ajustado, número 11, tenía el honor de representar a su ganadería en su presentación en la vila, aunque sí se había lidiado anunciada como Antonio Arribas. Una salida con otro torero local al cargo, César Palacios, que Varea vio desde el cadafal del Ayuntamiento, arropado por la concejala Isladis Falcó; la alcaldesa, Susanna Nicolau, y la teniente de alcalde, Merche Galí. Lo mejor del García Guillén, que tuvo movilidad, se lo sacó Patricio al quiebro con una buena serie de verónicas de calle en la plaza de la Picaora.

Almassora tiene torero. Y sí, se trata de aquel joven que, aún aprendiz del oficio, se reivindicó ante sus paisanos con uno de los toros de Don Álvaro. Imagen de otro mes de mayo, hoy archiconocida. No se repitió ayer con Gavilán, número 178, pero que a más de uno de los presentes le vino a la cabeza cuando lo vieron sobre el asfalto de la calle Mayor.

ovación // Ese pellizco de arte que no todos tienen lo puso Borja Gimeno con el Cuvillo, patrocinado por las peñas Barrilet, Els Penjats, El Racó y Els que faltaven 1979, ya en la arena. Tres rodadas lucieron a Gavilán en sus primeros minutos en el recinto taurino y sonó una fuerte ovación a la que se sumaron la reina, Marta Gargallo, y las damas de su corte.

A posteriori, el animal resultó corredor, recorriendo los principales viales. Únicamente pisó unos instantes la arena de la Picaora, donde entró bien al quiebro. Las vacas de El Saliner completaron la tarde que presidió Varea. Suerte, torero. De Almassora, no lo olviden. H