+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

rechaza el recurso de casación

El Supremo da carpetazo al caso de la DTB de Benicàssim

Marqués estudia ir a la vía judicial para que Compromís pague los abogados

 

SARA RIOS
16/07/2016

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso de casación que Compromís planteó contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Castellón, que decretó el sobreseimiento libre y el archivo de las actuaciones contra nueve concejales del anterior equipo de gobierno popular de Benicàssim, entre ellos la alcaldesa, Susana Marqués, referentes a la disolución de la Sociedad de Desarrollo Turístico de Benicàssim (DTB). Por tanto, tras la decisión del Alto Tribunal no cabe recurso alguno y el caso ha quedado cerrado.

“Estamos muy contentos, porque sabíamos que el sobreseimiento estaba muy bien argumentado por los tres magistrados de la sala. Sabíamos que no tenía recorrido, porque fue una denuncia falsa e infundada”, señaló la primera edila, quien lamentó el intento de “judicializar la vida política con el único propósito de rascar votos en las elecciones”.

“Ha sido un tema desagradable, porque, aunque teníamos la conciencia tranquila, nuestras familias han sufrido durante estos tres años”, remarcó la dirigente popular. En este sentido, la alcaldesa ya ha anunciado que estudian recurrir a la vía judicial para que el denunciante, es decir, Compromís, acarree con los gastos que se han derivado de las defensas de los nueve responsables municipales, porque han sido sufragadas por el Ayuntamiento. “No es justo y me indigna que ahora sean todos los vecinos de Benicàssim los que tengan que pagar a los abogados”, indicó.

sin delito // Por tanto, el Supremo da carpetado al caso de la DTB y avala el auto judicial de la Audiencia, en el que se recoge que “no existe prueba de que la alcaldesa y los concejales querellados hayan actuado, a sabiendas, al margen de la ley”. Y entiende que no se les puede imputar un delito de prevaricación y otro de malversación de caudales públicos “del que nada se concreta”. Este caso se abrió a raíz de que Marqués y el resto de ediles aprobasen en pleno en el 2012 la cesión gratuita del 40% de las acciones a la Agrupación Empresarial de la sociedad mixta Desarrollo Turístico de Benicàssim SA. H