+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Comarcas

 

BURRIANA 3 REIVINDICACIÓN CIUDADANA

Vecinos de les Monges piden con firmas mejoras en la plaza

Urgen medidas de seguridad, tanto en el tráfico como por la presencia de niños

 

La campaña pretende la ejecución de diversas mejoras en este entorno. - MARTÍ

JAVIER MARTÍ comarcas@epmediterraneo.com BURRIANA
26/03/2017

Los vecinos de la Placeta de les Monges de Burriana han iniciado una campaña de recogida de firmas para solicitar al Ayuntamiento que lleve a cabo mejoras. Desde hace años reclaman que se adecente y se complemente su actual aspecto, sin haber conseguido que las reivindicaciones verbales lleguen a buen puerto. De ahí que ahora han decidido iniciar esta nueva movilización.

Las peticiones se dividen en varios aspectos, y algunas de ellas van encaminadas a la seguridad, tanto de los usuarios como de los propios peatones y vehículos que circulan por esta zona. Aseguran que hay un cruce conflictivo, que se podría solucionar con la construcción de una semirrotonda y, de este modo, evitar tanto las imprudencias de los peatones --ya se han producido atropellos-- como accidentes de tráfico por la falta de una adecuada visibilidad.

Por otro lado, urgen a que un vallado proteja a los niños que juegan en el ágora, y que únicamente se pueda cruzar la calzada por los dos pasos de peatones que hay pintados en esta vía. En la actualidad hay un pequeño cercado, pero para cubrir la parte central, en la que hay una escultura en honor a Juan Varea, y no para impedir que los menores salgan corriendo. La carencia de unos juegos infantiles esa es otra de las reclamaciones que piensan formular ante el consistorio.

ALCORQUES // Otro de los desperfectos que pretenden que se solucione es el de las piedrecitas que cubren los alcorques y el área donde antiguamente había césped. El tránsito de viandantes ha levantado estas piedras, dando paso a socavones.

La reclamación se culmina con una referencia a los contenedores soterrados, que restan espacio a los vecinos, y crean un corte de circulación cada vez que el camión debe vaciarlos, ya que se imposibilita la circulación, al tener que extraerse estos depósitos a través de las palmeras existentes entre ellos y la calzada.