+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

las declaración de ‘el bigotes’ y ricardo costa sobre el expresident motivaron la reapertura

La Fiscalía pide dos años y medio a Camps por prevaricación y fraude

El Ministerio Público sostiene que Camps ordenó la concesión a Orange Market, filial de ‘Gürtel’. Lo acusa de contratación irregular para el montaje del pabellón de la Comunitat en Fitur en el 2009

 

La Fiscalía pide la apertura de juicio oral contra el exjefe del Consell. -

EFE
19/06/2019

La Fiscalía Anticorrupción pide dos años y seis meses de cárcel e inhabilitación para cargo público durante diez años para el expresident de la Generalitat Francisco Camps por prevaricación y fraude en relación con la contratación irregular de la trama Gürtel para el montaje del expositor del pabellón de la Comunitat en Fitur 2009. En su escrito de acusación, remitido al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que recientemente procesó a Camps por estos hechos; la Fiscalía solicita la apertura de juicio oral para el expresident por su presunta responsabilidad en esa contratación irregular.

Según el Ministerio Público, Camps dio verbalmente instrucciones a la exdirectora general de promoción institucional Dora Ibars para que le adjudicasen a la filial de Gürtel en València, Orange Market, el montaje de ese expositor por 366.529 euros.

La investigación contra Camps surgió del juicio de la rama valenciana de Gürtel, cuando algunos acusados, como Álvaro Pérez el Bigotes y el exsecretario general del PPCV, el castellonense Ricardo Costa, le apuntaron como responsable de adjudicaciones a Oranke Market. A raíz de esas declaraciones, la Fiscalía instó la reapertura de la pieza de Gürtel relativa a esa empresa para investigar a Camps y el juez le procesó por solo por esta adjudicación.

El Bigotes afirmó que Camps le dijo que le daba el contrato de Fitur 2009 en noviembre de 2008 cuando iban juntos paseando cerca de la casa del expresident.

En el escrito de acusación la Fiscalía afirma que las empresas del líder de la Gürtel, Francisco Correa, se asentaron en la Comunitat en el 2003 para «aprovechar las posibilidades de negocio que les ofreció» Camps «no solo para la organización y ejecución de todos los actos del PP que se celebraran en dicha comunidad», sino para «conseguir una posición ventajosa en la convocatoria y adjudicación de contratos». El expresident, dice el escrito, «facilitó a Álvaro Pérez el acceso a altos cargos con poder decisorio e intervención destacable en la tramitación, adjudicación y ejecución de los expedientes de contratación de Fitur y otras ferias».