+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

El sector energético reclama seguridad jurídica para afrontar la recuperación

Las principales empresas del sector apuestan por la transición energética y la sostenibilidad de la economía como palanca de la recuperación Iberdrola pide por "acelerar" el proceso de cambio, mientras Repsol insiste en tomar medidas "rápidas" con la neutralidad tecnológica por bandera

 

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, en la apertura de la Junta de Accionistas de la companía. - EFE LUIS TEJIDO

SARA LEDO
15/06/2020

La transición energética será clave para salir de la crisis económica que ha provocado el coronavirus en opinión de los líderes de las grandes empresas energéticas del país como Iberdrola (Ignacio Sánchez Galán), Endesa (José Bogas), Naturgy (Francisco Reynés), Viesgo (Miguel Antoñanzas), Enagás (José Manuel Entrecanales), Red Eléctrica (Beatriz Corredor), Enagás (Antonio Llardén) o CLH (José Luis López de Silanes). Sin embargo, mientras Endesa o Iberdrola apuesta por "acelerar" este proceso de cambio, desde Repsol insisten en actuar de manera "rápida" apostando por la neutralidad tecnológica. No obstante, todos coinciden en la importancia de la sostenibilidad de la economía, la colaboración público-privada y la seguridad jurídica de cara a la recuperación.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha sido el primero en reclamar marcos "estables, predecibles y atractivos" que den seguridad jurídica para salir de la crisis. "Si no lo hacemos nosotros lo harán otros países", ha indicado Galán poniendo como ejemplo a Francia o Alemania. Galán ha reclamado tomar "de forma urgente" medidas como reorientar la fiscalidad, con un reparto equilibrado a partir del principio 'quien contamina paga' o un impuesto de CO2 en el transporte y la climatización que se redirija a reducir la factura eléctrica; modificar el mercado eléctrico; agilizar los procesos administrativos; un mayor apoyo a la I+DE+I para el hidrógeno, el almacenamiento o la bomba de calor así como para el desarrollo de redes eléctrica; la formación de equipos hacia una nueva etapa digital y renovable y el diseño de una política industrial que fomente el desarrollo de la industria nacional en estas áreas.

"El papel que querría tener Endesa es un papel fundamental en este relanzamiento de la economía española, y creo que si se reducen las cargas fiscales y la presión regulatoria será aún más fundamental", ha añadido el consejero delegado de Endesa, José Bogas, quien ha insistido en las empresas como el "engranaje del motor que lleve a cabo la recuperación económica" tras la crisis del coronavirus.

En la misma línea que el presidente de Naturgy, Francisco Reynés, para quien es necesario desarrollar una fiscalidad atractiva. "España es puntera en desarrollo medioambiental en contraposición con lo que realizan otros países y este esfuerzo debe ser reconocido", ha aseverado Reynés, quien ha afirmado que un país con empleo y riqueza no se puede conseguir sin una estabilidad regulatoria, flexibilidad laboral y donde existe un marco jurídico predecible para que cualquier compañía apueste por España.

Por su parte, la nueva presidenta de Red Eléctrica tras la dimisión de Jordi Sevilla, Beatriz Corredor, ha explicado que los procesos administrativos y de control ambiental para acometer las inversiones contempladas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) son demasiado largos, por lo que ha pedido que se tramiten por la vía urgente.

Rapidez para salir de la crisis

Una visión un poco más relajada sobre el impulso de la transición energética la dio el presidente de la petrolera Repsol, Antonio Brufau, que ha pedido "rapidez" para salir de la crisis con el foco en aquellas medidas que "tengan un efecto inmediato en la recuperación económica y en el empleo". El dirigente catalán ha instado a "apostar por la industria actual" y por la "neutralidad" tecnológica" para abordar la transición energética porque una recuperación focalizada en "cambiar abruptamente la economía puede dañar el tejido productivo".

Brufau apuesta por promover la industria nacional, la pequeña y la grande, que ha ido "perdido peso" en los últimos años por el fenómeno de la deslocalización, y el turismo; así como el impulso al automóvil con estímulos a la compra de vehículos de combustión. "Hay que apostar por la industria actual, en vez de pretender sustituir la que hay, nuestra industria actual constituye uno de los activos más valiosos de España", ha insistido.