+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

APARATOSO ACCIDENTE

Un ciclista, en estado grave al arrollar dos motos al pelotón en la Vuelta a Bélgica

El belga Stig Broeckx sufre una fractura de cráneo y está en coma inducido

 

El ciclista belga Stig Broeckx, atendido por las emergencias médicas en la cuneta tras un atropello múltiple en la Vuelta a Bélgica. -

AFP / BRUSELAS
28/05/2016

Un accidente provocado por dos motos este sábado en la tercera etapa de la Vuelta a Bélgica ha acentuado el enojo de los ciclistas, preocupados por el estado de salud del belga Stig Broeckx, y cada vez más hostiles a la presencia de numerosas motos en el pelotón. Un total de 17 ciclistas cayeron al suelo, cinco de ellos tuvieron que ser hospitalizados y once fueron atendidos en el lugar, según un comisario de carrera.

El belga Stig Broeckx, el más afectado, sufriría una fractura de cráneo y estaría en coma, según varios medios belgas. Los otros cuatro ciclistas repartidos en los hospitales de Malmédy y Eupen son el noruego Kristoffer Skjerping, el sueco Fredrik Ludvigsson, el holandés Jesper Asselman y el belga Pieter Jacobs.

El incidente, que provocó el paro definitivo de la carrera, ocurrió en el descenso del Mont Rigi, tras 65 km de carrera. Dos motociclistas que adelantaban al pelotón a través de una vía de bicicletas se habrían visto obligadas a desviarse hacia la calzada y habrían chocado contra los ciclistas.

LA RECONSTRUCIÓN DE LOS HECHOS


"Dos motos adelantaron a gran ritmo desde atrás cuando el pelotón rodaba a 75 km/h", explicó al sitio del diario 'Le Soir' el ciclista belga Baptiste Planckaert, tras llegar a la meta de Vervieres. "La primera moto se vio sorprendida cuando pasó sobre un lugar con barro. Su rueda trasera comenzó a derrapar y la segunda moto se chocó con ella, lo que llevó a la caída de los ciclistas", añadió.

Stig Broeckx, el más gravemente herido, quedó mucho tiempo en el suelo, atendido por un equipo de urgencia antes de ser llevado en helicóptero hacia el hospital de Aquisgrán, en Alemania, y habría sido inducido al coma. Broeckx, de 26 años, ya había sido atropellado por una moto al inicio de la temporada en la carrera Kuurne-Bruselas-Kuurne.

La carrera, un momento neutralizada, se vio definitivamente detenida tras concertación entre los organizadores y los ciclistas, enfadados por la presencia masiva de motos en carrera. El pelotón llegó junto y sin disputar la etapa a Verviers, donde había sido dada la salida de la carrera y donde se esperaba la llegada.

POSIBLE SUSPENSIÓN


Muchos ciclistas, citados por los medios belgas, afirmaban estar afectados cuando a principio de temporada el ciclista belga Antoine Demoitié había perdido la vida tras haber sido atropellado por una moto en la clásica Gante-Wevelgem. Uno de los favoritos, el italiano Gasparotto, compañero de Demoitié, afirmó no tener la cabeza en la carrera: "Veremos mañana, pero pienso que estaríamos mejor en casa", declaró. "Somos ciclistas pero ante todo maridos y padres de familia: lo más importante es nuestra salud", añadió.

El director deportivo del equipo Topsport Vlaanderen, Hans de Clercq, llamaba a una crisis de conciencia: "Es el segundo drama en tres meses. Es hora de sentarse en una mesa, ciclistas, organizadores y seguidores". "He visto a Stig Broeckx y cómo se le intentaba reanimar. No era una bella imagen. No sé si mañana los ciclistas tendrán la cabeza en la carrera", indicó.

La cabeza de la clasificación general está ocupada por el belga Dries Devenyns antes de la última etapa, el domingo en Tongres. Pero el sábado, el aspecto deportivo de la prueba, pasaba "ampliamente a un segundo plano", según el director deportivo de Trek, Dirk Demol.