+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

EL ANÁLISIS

Estreno entre luces y sombras

El Villarreal C ha regresado como campeón mientras que el Segorbe también ha cuajado una más que buena temporada H Tanto el Moncofa como el Solmar han sufrido en su debut en Segunda Regional

 

Villarreal C. El segundo filial amarillo ha impuesto su ley y aún no ha perdido. - MEDITERRÁNEO

Moncofa. Solamente ha podido conseguir una victoria. - MEDITERRÁNEO

JORGE SASTRIQUES
21/05/2019

A falta de solamente una jornada para que concluya la temporada en la Segunda Regional femenina, los diferentes clubs ya pueden comenzar a sacar sus conclusiones sobre sus resultados de la campaña y la valoración que extraen de los mismos.

En el grupo I de la categoría más humilde de la Comunitat Valenciana había hasta cuatro conjuntos que salían a competir partiendo de cero. Dos de ellos reaparecían tras competir la pasada temporada (ejemplo de ello son el Villarreal C y el Segorbe).Y por otro lado están el Solmar y el Moncofa, dos entidades de reciente creación que debutaban en la competición federada.

El segundo filial amarillo ha cuajado un campeonato de matrícula de honor, en el que todavía no ha perdido encuentro alguno. El próximo fin de semana, ante el Fénix Moncada, espera completar la campaña perfecta, sin ceder ninguna derrota.

Una comarca detrás

Por su parte, el Segorbe, que reaparecía este ejercicio después de no competir en el anterior, va a concluir en el top 5 de la clasificación con unos resultados verdaderamente meritorios. El cuadro blanquillo, además, representa al fútbol femenino de toda la comarca del Alto Palancia y ha vuelto con más fuerza de la que ya hizo gala a lo largo de la temporada 2016/2017. En cambio, el Moncofa, en su primera proyecto federado, ha concluido último con solamente cuatro puntos, puesto que comenzar una empresa desde los cimientos no es una tarea sencilla. Sin embargo, en el club ha reinado la ilusión, las ganas de mejorar y, por ende, la motivación para competir (a pesar de solo haber ganado un partido, no han entrado en desánimo). El único triunfo del equipo de la Plana Baixa tuvo lugar hace un mes, frente al Racing Onda, que se llevó tres de los 10 tantos que las moncofenses han anotado en la presente temporada.

La otra cara de la moneda la representa el Solmar, un equipo de nueva creación, con una importante apuesta por el fútbol femenino. De hecho, toda su estructura deportiva está volcada con las chicas. La escuadra castellonense ha cuajado un notable ejercicio, aunque finalmente no ha conseguido completar la temporada hasta el final de la misma, si bien ha dejado su huella.

Constancia

Como todo en la vida, los comienzos no son nada sencillos, pero con ilusión, motivación y constancia no solamente se puede progresar, sino también marcarse cotas ambiciosas y pelear por ellas. Y ¿por qué no?, alcanzarlas. Si no, que se lo pregunten al Alqueries, que después de una larga década ha conseguido consolidarse en la élite del fútbol autonómico valenciano.