+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La II Marató dels Dements aguarda en Eslida con un trazado más montañero

Las dos pruebas que se organizarán contarán con atletas de renombre y un recorrido con más sendas y desniveles

 

MIGUEL MORA
11/11/2015

Los aficionados a las carreras de montaña que busquen nuevos retos tienen una cita el sábado 21 de noviembre con la segunda edición de una de las pruebas más atractivas del pasado año, la Marató dels Dements, que arrancará en Eslida a las 7.30 horas.

Organizada por la AE Fonts d’Eslida y el Mur i Castell-Tuga, en colaboración con el Ayuntamiento de Eslida y la Diputación de Castellón, el evento incluye un maratón y un medio maratón de montaña, que discurren por los términos municipales de Eslida, Aín, Algimia de Almonacid, Almedíjar y Azuébar.

Desde la organización explican que en esta nueva edición “mantenemos la apuesta con la que impulsamos esta iniciativa: hacer una carrera atractiva para el corredor y generar valor en la Serra d’Espadà, de modo que puedan beneficiarse las casas rurales y comercios de la zona”.

favoritos

Una apuesta que ha vuelto a resultar ganadora, puesto que en muy pocos días se cerró la inscripción tras cubrirse el máximo de 550 plazas, con 425 participantes en el maratón y 125 en el medio.

La competición promete además un gran nivel, puesto que contará con corredores de primera fila. Así, mientras la última ganadora de la Spain Ultra Cup, Sonia Escuriola, y el reciente vencedor absoluto de la VII Lliga Nord, Albert Ferrer, se perfilan como favoritos para adjudicarse el medio maratón, la prueba reina contará en la línea de salida con los campeones de carreras por montaña de Portugal, Nuno Silva y Esther Alves, junto a nombres tan destacados de la escena española como Alfredo Gil, Miguel Ángel Sánchez Cebrián o Montse Vázquez, y corredoras provinciales como Silvia Miralles y Xari Adrián, lo que promete fuertes emociones.

El recorrido de esta segunda edición incluye además importantes cambios, que han hecho la prueba aún más montañera y exigente para los participantes, alcanzándose los 3.735 metros de desnivel positivo, 200 más que el pasado año, en el maratón, y los 1.830 en el medio.

Las dos pruebas discurren por el mismo circuito hasta el km 19, cuando el maratón se encamina hacia Aín. En este primer tramo se han recuperado dos sendas, una en la primera subida y otra en el km 13 en el Puntal de l’Aljub, y se ha cambiado un tramo de pista por otro de senda en la Casa Mosquera de Azuébar. H