+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VILLARREAL CF

Una jornada de despedidas en el Villarreal

Cheryshev se va cedido al Valencia y la inminente salida de Castillejo al Milan abre la puerta a Bacca

 

Cheryshev y Castillejo, ayer en la visita a la Mare de Déu de Gràcia. - RAÜL BADENES

RAÜL BADENES
15/08/2018

La de ayer fue una jornada de despedidas en el Villarreal, aunque la primera confirmada no ha sido la de Samu Castillejo —ya con pie y medio en el AC Milan— sino la de otro de los jugadores que desde el final de la pasada temporada llevaba colgado el cartel de transferible. Denis Cheryshev se suma a la operación salida de un Villarreal que sigue soltando lastre para solucionar el overbooking en una plantilla que aún necesita menguar para adecuarse a las exigencias de Calleja y de un fair play financiero de obligado cumplimiento. El extremo ruso, uno de los protagonistas del último Mundial, recala como cedido en el Valencia, el club en el que ya jugó a préstamo en el ejercicio 2016/2017, entonces procedente del Real Madrid. Allí se reencuentra con Marcelino, el técnico con el que protagonizó la que hasta ahora ha sido su campaña más completa en Primera División, la 2014/2015, entonces con la camiseta amarilla que ahora se quita.

Cheryshev pasó en la tarde de ayer el reconocimiento médico con su nuevo equipo, que ayer hizo oficial la operación. El Villarreal ha incluido en el préstamo una opción de compra para el Valencia al término de la presente temporada, cuyo valor estaría cercano a los 10 millones de euros que el Submarino invirtió cuando se hizo con la propiedad del jugador de 27 años formado en la cantera del Real Madrid.

Denis, que hasta ayer entrenó con el grupo de Calleja e incluso participó en las ofrendas a los patronos de Vila-real, por la mañana, espera recuperar en Mestalla sus mejores sensaciones, ausentes en una segunda etapa en el Villarreal marcada por los innumerables problemas físicos.

OPERACIÓN ‘REDONDA’

El Submarino pierde con la marcha del hispano-ruso profundidad en las bandas, como también lo hará con la inminente salida de Samu Castillejo hacia el Milan, una vez que el club groguet y el rossonero ya han llegado a un acuerdo sobre los términos del trasvase del malagueño de 23 años, que pondrá fin a una etapa de tres años en la entidad amarilla y que, como apuntaba ayer Mediterráneo, llegará al Calcio en una operación que comprende una primera cesión —por la que el Milan abonará al Villarreal una cantidad cercana a los cinco millones de euros— y una posterior opción de compra obligada tasada en otros 15 millones de euros. Además, la inclusión del delantero colombiano Carlos Bacca en la negociación aumentará la cifra total de la venta hasta cantidades cercanas a los 30 millones de euros que rezan en la cláusula de rescición de Castillejo, ya que el club vila-realense presentó una oferta de ocho millones por el cafetero, rechazada en un primer momento por el Milan, que ahora sí cede a la salida de Bacca (31 años) para hacer frente a uno de sus grandes desembolsos para la próxima campaña, el segundo más costoso tras los 54 que deberá abonar a la Juventus por Higuaín.

Al igual que ocurriera la pasada semana cuando Castillejo estuvo cerca de sellar su pase al Sevilla, operación finalmente frustrada, el malagueño —que sufrió un leve esguince en el último amistoso del Submarino ante el Werder Bremen— no entrenó ayer con el resto de jugadores del Villarreal que preparan el estreno liguero del próximo sábado ante la Real Sociedad.

PENDIENTES DE SU FUTURO

Con las salidas de Cheryshev —ya resuelta— y Castillejo —a falta de pequeños flecos para hacerse oficial— el Villarreal da otro acelerón a una operación salida que aún espera algunos movimientos antes del cierre del mercado. Jugadores como Roberto Soriano, Nicola Sansone o Enes Ünal todavía siguen pendientes de su solucionar futuro más inmediato.