+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

fútbol sala 3 primera división

El Peñíscola pierde el derbi autonómico sobre la bocina

Un gol del Levante en el último segundo evita que los de Cani sumen en El Cabanyal

 

ELOY CERDÁ
02/12/2017

El Peñíscola perdió 4-3 en un igualado derbi valenciano que mantuvo la emoción hasta el final. Los de Canillas se quedan con 8 puntos a dos jornadas de cerrarse la primera vuelta.

Los dos equipos protagonizaron un igualado partido desde sus primeros minutos. El Levante tuvo la primera ocasión clara con una doble oportunidad para Antoñito que paró Molina. Los peñiscolanos respondieron con una jugada al primer toque que detuvo Prieto a Lucas Bolo en el mano a mano. A ambos conjuntos les costaba encontrar el peligro en la otra portería y el marcador inicial no se movía. Pizarro era el hombre más activo del ataque local; Mauricinho era quien buscaba el gol en los visitantes, sin acierto. Hasta que en el 14 Cecilio adelantó a los granotas pero la alegría local duró muy poco. Iván Rumbo, pocos segundos después, volvió a equilibrar.

Tras el paso por los vestuarios el partido se mantuvo con el empate a uno durante muchos minutos. El partido se volvió a desequilibrar en el minuto 33, esta vez a favor del Peñíscola gracias al gol de Iván Rumbo. Sin embargo, como ya había sucedido en la primera parte, el equipo que recibió el gol no tardó en empatar y Tripodi anotó para los de David Madrid.

ROJA POLÉMICA / En el 35 Esteban chocó con Antoñito y los árbitros lo expulsaron con roja directa al interpretarlo como agresión. Los levantinos aprovecharon la superioridad y Thiaguinho hizo subir el 3-2. Bagatini saltó a la pista de portero-jugador y el Peñíscola se volcó al ataque. En el 39 Prieto, visiblemente adelantado al pisar la línea de cinco metros, paró un doble penalti a Mauricinho.

La locura se reservaba para los últimos segundos. Bagatini empató a 15 segundos del final. En ese tiempo el Levante arriesgó con portero-jugador y Buendía disparó a puerta haciendo entrar el balón cuando sonó la bocina.