+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Deportes

 

VILLARREAL CF 3 CAMPAÑA DE ABONADOS 2017/2018

La primera semana se salda con 5.000 socios

La entidad amarilla ha llevado estos primeros días un ritmo similar al de la pasada temporada, que se cerró con más de 19.000 pases

 

Las tiendas oficiales del club tienen un goteo constante de aficionados que quieren renovar o sacar el pase. - MANOLO NEBOT

R. B.
21/06/2017

El Villarreal ha comenzado a buen ritmo la campaña de abonados para la próxima temporada 2017/2018. Después de la primera semana del plazo de renovaciones y de nuevas altas, que finalizará el próximo 7 de julio, la entidad amarilla ha llegado a la cifra de 5.000 socios, lo que prácticamente iguala los abonados que habían renovado su confianza en la entidad amarilla a estas alturas del pasado año.

Las previsiones son positivas, ya que de mantenerse la actividad tanto presencial —en las dos tiendas oficiales del club, así como en las oficinas del TAU, en el pabellón Ciutat de Castelló de la capital de la Plana— como on line —tanto en la web oficial del club como en la app se pueden renovar los abonos—, el Villarreal estaría en condiciones de, como mínimo, igualar los poco más de 19.000 socios con los que se cerró la anterior campaña.

LOS OBJETIVOS / El Villarreal espera que la tendencia al alza desde que el equipo regresó a la máxima categoría hace ahora cuatro años —desde entonces cada campaña se ha superado el número de socios de la anterior— continúe, lo que podría acercar al club a los 20.000 socios que ya se rebasaron las tres temporadas anteriores al descenso de categoría en la Liga 2011/2012.

De todas formas, como ya ha expresado en reiteradas ocasiones el presidente del Villarreal, Fernando Roig, el número de socios es un dato secundario en una campaña que apuesta por la fidelidad de los abonados y su presencia durante la temporada en el Estadio de la Cerámica, algo que ya se potenció en las tres temporadas anteriores, en las que la entrada media en el feudo amarillo creció en unos 2.300 espectadores de media, lo que significó que el 80% de las gradas estuvieran ocupadas.