+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DIESELGATE

Alemania revisará cinco millones de coches diésel

El Gobierno pacta con la industria un cambio en el 'software' para reducir las emisiones

 

Motores de Volkswagen, la marca más implicada en el dieselgate. - EFE / JULIAN STRATENSCHULTE

EL PERIÓDICO
02/08/2017

El Gobierno alemán y la industria automovilística del país han llegado a un acuerdo con el que buscan recuperar la confianza de los ciudadanos en el sector después del 'dieselgate'.  El acuerdo, logrado en una reunión que ha sido bautizada como la "cumbre del diésel", prevé que cerca de cinco millones de coches alemanes con motor diésel reciban un nuevo 'software' para reducir las emisiones. "Los resultados todavía no son suficientes, pero es un primer paso importante porque reduce las emisiones", ha dicho la ministra alemana de Medio Ambiente, Barbara Hendricks.

Los vehículos que serán sometidos a cambios en el 'software' son de las clases Euro 5 y Euro 6 y el objetivo es lograr una reducción de las emisiones de óxido de nitrógeno de entre el 25% y el 30%. De acuerdo a la Asociación de la Industria Automovilística Alemana (VDA), con esa medida se logra una reducción de emisiones igual a la que se conseguiría con limitaciones a la circulación de vehículos con motor diésel.

 Sin coste para los usuarios

Las mejoras serán ofrecidas por BMW, Daimler, Opel y Volkswagen y no tendrán coste para los usuarios y, según la VDA, no afectarán a la potencia del motor ni acortarán su vida útil. BMW, además, ofrecerá una prima de hasta 2.000 euros a propietarios de vehículos de clase Euro 4 y más viejos, bajo la condición de que compren un coche eléctrico i3, un híbrido o un diésel del tipo Euro 6.

Tras el encuentro, el grupo automovilístico Volkswagen, que tiene las marcas VW, Audi, Seat, Porsche y Skoda, anunció que quiere actualizar, de forma gratuita, el 'software' en cuatro millones de vehículos con motor diésel en Alemania, un millón y medio más de los que tenía que hacer inicialmente.

Sin embargo, los críticos del sector del automóvil sostienen que un nuevo 'software' no es suficiente y que tendrían que hacerse mejoras en el motor. Mientras que la primera medida tiene un coste de en torno a 100 euros por coche, el de la segunda, las mejoras en el motor, puede elevarse hasta los 1.500 euros. Varias ONG han acusado al Gobierno alemán de un exceso de cercanía a la industria automovilística, lo que ha contribuido a la pérdida de confianza.