+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CUENTAS DE LA ADMINISTRACIÓN

Cerrojazo del Gobierno a gastos extras a partir del día 20 de julio

La medida que publica el BOE intenta evitar la multa de Bruselas por un déficit excesivo. El adelanto del cierre presupuestario no afecta las pensiones, paro, nóminas ni deuda pública

 

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 29 de abril. - JUAN MANUEL PRATS

EL PERIÓDICO
16/07/2016

El Gobierno aplicará un cerrojazo a nuevos gastos no previstos en los Presupuestos a partir del día 20 de julio. La Administración General del Estado no podrá iniciar nuevos gastos desde el próximo miércoles para asegurar el cumplimiento de los objetivos de Estabilidad Presupuestaria y evitar así la multa de la Comisión Europea por haber superado el nivel máximo de déficit en el 2015.

Así se recoge en la orden ministerial por la que se regulan las operaciones de cierre del ejercicio del 2016 relativas al presupuesto de gastos y operaciones no presupuestarias que publica hoy sábado el Boletín Oficial del Estado (BOE), cierre que se adelanta cuatro meses para cumplir con los compromisos adquiridos por España con la Comisión Europea.

La limitación de gastos no afecta a las pensiones, las prestaciones por desempleo, los gastos de personal o la deuda pública, ni tampoco a otros gastos establecidos por normas legales o reglamentarias o que puedan ser autorizados o aprobados por el Consejo de Ministros. Los pagos de los compromisos ya asumidos por la Administración podrán realizarse hasta el 30 de diciembre, evitando así que queden facturas pendientes de pago.

La orden, que entra en vigor hoy mismo, regula las operaciones de cierre del ejercicio 2016 relativas a la contabilidad del presupuesto de gastos y operaciones no presupuestarias de la Administración General del Estado, los Organismos Autónomos del Estado, Agencias Estatales y otros Organismos públicos.


CUATRO MESES DE ADELANTO

Habitualmente la orden de cierre regula las fechas máximas en las que pueden llevarse a cabo las distintas actuaciones de gasto con el fin de ordenar el cierre del ejercicio. Para ello, se suele establecer como fecha máxima en la que se pueden iniciar las actuaciones de gasto los primeros días de noviembre, con el fin de que el gasto pueda ser comprometido y ejecutado y se complete el procedimiento dentro del ejercicio.

No obstante, el Gobierno en funciones ha decidido este año adelantar a finales del mes de julio el cierre del presupuesto del Estado de 2016 con el objetivo de hacer efectivos los compromisos adquiridos con la Comisión Europea para asegurar el cumplimiento de los objetivos de Estabilidad Presupuestaria.

Este adelanto se incluye en las alegaciones presentadas esta misma semana por España a Bruselas para evitar una eventual multa por la insuficiente corrección del déficit público en 2015. Con esta medida, el Gobierno en funciones realiza un esfuerzo adicional de control del gasto público en su ámbito de actuación, a pesar de que la Administración Central cumplió el año pasado con el objetivo de déficit público. El ministro de Economía, Luis de Guindos, había cuantificado el ahorro que se conseguirá en unos 1.000 millones.

Esta decisión hará que los distintos ministerios no incurran en gastos que no son prioritarios y servirá para seguir avanzando en la consolidación fiscal. El Gobierno considera que es muy importante limitar el gasto público de todas las Administraciones Públicas en los próximos meses para conseguir unos ahorros que pueden ser decisivos para cumplir con los objetivos de estabilidad.


OTRAS MEDIDAS

En esa línea, el pasado mes de abril ya aprobó un acuerdo de no disponibilidad de créditos en el Presupuesto del Estado para 2016 por importe de 2.000 millones de euros, equivalente a una reducción del 3 % del presupuesto de los ministerios, de los que Fomento asumió la mayor parte.

A partir del 20 de julio, la Administración del Estado no podrá iniciar nuevos gastos salvo los que se deriven del cumplimiento de normas legales o reglamentarias (pensiones, prestaciones por desempleo, gastos de personal o la deuda pública) .

De acuerdo con la orden, iniciado el procedimiento de gasto, el 29 de julio será la fecha máxima en que la Administración podrá remitir a la Intervención para su fiscalización los compromisos de gasto con un tercero. Este adelanto en la fecha máxima en que la Administración puede iniciar y comprometer gastos no afecta al pago de los compromisos ya asumidos hasta la fecha, que podrán realizarse hasta el 30 de diciembre.

De esta forma, la orden no va a generar facturas pendientes de pago, ya que actúa sobre las fases iniciales de gasto, impidiendo que surjan compromisos o que se realicen prestaciones de los cuales pudieran derivarse posteriormente deudas para la Administración.