+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EVOLUCIÓN DE LA TECNOLOGÍA FINANCIERA

La gran banca europea pone en marcha su plataforma de pagos

Con ello busca competir con grandes compañías como Google o Apple. CaixaBank, BBVA y Santander participan en la iniciativa junto a otros trece bancos

 

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS
03/07/2020

Varios grandes bancos europeos (16 de momento) de cinco países (Alemania, Bélgica, España, Francia y los Países Bajos) sentaron ayer las bases para el futuro lanzamiento de la Iniciativa de Pagos Europea (EPI). Entre los bancos participantes se incluyen los españoles CaixaBank, Santander y BBVA. Y entre las otras entidades financieras, cabe mencionar al Deutschebank, ING, BNP Paribas o Unicredit. «Dominará el mercado quien sea capaz de poner en marcha un sistema universal de pagos. Algo parecido a lo que representa el WahtsApp para los mensajes, y esta es una iniciativa que se mueve en esa línea», explican fuentes bancarias.

El sistema financiero europeo intenta poner en pie una plataforma que sea capaz de competir con las bigtech, las compañías tecnológicas –como Apple o Google– que también han desarrollado sus sistemas de pago. El sistema financiero español se avanzó con la plataforma Bizum, que permite transferencias y pagos a través del teléfono móvil entre clientes de diferentes bancos, pero hasta ahora no se ha puesto en marcha un sistema similar para Europa.

El objetivo es crear una solución integral paneuropea que con el sistema de pagos instantáneos SEPA (Instant Credit Transfer, SCT Inst) incluirá una tarjeta de pagos común para los consumidores y comercios de toda Europa, un monedero electrónico y funciones de pago entre particulares (P2P). La solución pretende convertirse en el medio de pago de referencia para consumidores y comerciantes europeos en todo tipo de transacciones.

implementación / El inicio de la fase de implementación se materializará durante las próximas semanas mediante la creación de una compañía transitoria en Bruselas (Bélgica).

Este primer paso establecerá unos objetivos claros, entre los cuales se incluyen la definición de la hoja de ruta técnica y operativa y el inicio del desarrollo de una solución que ofrezca la mejor experiencia de usuario.

Cada entidad financiera evaluará el desempeño de esta compañía antes de incorporarse a la sociedad definitiva que lanzará EPI al mercado.

CaixaBank lidera la participación española en el proyecto y es uno de los grupos más importantes de Portugal, donde controla el 100% de BPI. También es la entidad líder en tarjetas y medios de pago a través de CaixaBank Payments & Consumer.