+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EFECTOS DE LA GUERRA COMERCIAL

Trump acaba con el surf

Los aranceles que EEUU quiere imponer a China puede acabar con la industria californiana H Los fabricantes prefieren mudarse a Viertnam

 

REUTERS
17/08/2019

La decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de aplicar aranceles del 10% en las tablas de surf importadas convenció a la ejecutiva Sue Bowers de mover los empleos de su fábrica oriental fuera de China, pero no de regreso a los Estados Unidos, que era uno de los objetivos de los aranceles de Trump. Las estrictas normas ambientales y los elevados costes laborales han enviado al gigante asiático a muchos fabricantes de tablas de surf del sur de California. Ahora, los aranceles hacen que Bowers y otros ejecutivos busquen fábricas en lugares como Tailandia y Vietnam. «Esta era Surf City», dijo Bowers, gerente general de las Industrias Deportivas del Sur de California en el Condado de Orange. «Me gustaría tener nuestra producción aquí», aseguó, cuya oficina-almacén está decorada con obras de arte de la leyenda del surf Mike Doyle y llena de tablas con su nombre.

En cambio, Bowers, que no practica surf, pero aprendió los entresijos de la construcción de tablas de Doyle, se une a la creciente lista de fabricantes y minoristas estadounidenses que reconfiguran las cadenas de suministro a raíz de la amarga guerra comercial de Trump con China. Ella está entre la media docena de ejecutivos de compañías de surf que reconocen que apoyaban el uso de la política comercial para proteger su industria local de una ola de competencia internacional. Ahora, las empresas, se muestran escépticos sobre la última ronda de aranceles, que el 1 de septiembre impondrá los primeros impuestos a la importación.

«Hay demasiadas cosas que deben cambiar antes de que podamos recuperar los empleos», dijo Bowers, refiriéndose a los costos laborales de los EEUU, y las normas contra la contaminación que rigen el uso de materiales para fabricar tablas de surf.

Las importaciones de tablas de surf en el 2018 llegaron a 916.246, en comparación con las 102.850 del 2004, cuando EEUU comenzó a recopilar esos datos comerciales.