+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

«Aportar máxima confianza al cliente es clave dentro del sector logístico»

 

GLOBALIZACIÓN. El director general de Raminatrans Castellón, Vicente Ramos, en sus instalaciones. - GABRIEL UTIEL

23/04/2017

Vicente Ramos Benet, director general de Raminatrans Castellón desde 2010, realiza un balance de su consolidación como empresa líder del sector de tránsitos en la provincia.

-ADRIÁN BACHERO: ¿Cuándo nació el Grupo Raminatrans y cuál ha sido su evolución?

-VICENTE RAMOS: La empresa fue fundada en el 2000 por Rafael Milla Navarro, presidente del Grupo Raminatrans, profesional del sector transitario, las aduanas, el transporte terrestre y el almacenaje; y por Vicente Ramos Andreu, profesional del sector marítimo-portuario, las consignaciones y los fletamentos de buques. De esta unión, con 30 años de experiencia cada uno, nace Raminatrans Castellón, empresa que forma parte del grupo, con más de 200 trabajadores en España y una cifra de negocio anual que supera los 150 millones de euros.

La idea inicial del proyecto fue completar desde Raminatrans Castellón, formada por profesionales con experiencia en la logística, directamente relacionada con el tejido industrial de Castellón, la oferta de exportación del grupo, con un servicio cercano, ágil y de calidad.

La oficina abrió con cuatro personas y hoy estamos orgullosos de ser 14 y ser capaces de ofrecer un servicio logístico integral.

Además de la exportación, durante los últimos cinco años hemos centrado los esfuerzos en añadir a nuestros servicios clásicos también la importación, la logística interna y el almacenaje de mercancías. Ello ha sido clave para la consolidación de la empresa como un actor potente y sólido en el sector logístico de la provincia de Castellón.

-A. B.: ¿Cuáles han sido las principales inversiones para continuar con el éxito de la enseña?

-V. R.: Pensamos que la principal inversión debe ser el capital humano. No se nos puede olvidar que somos una empresa de servicios y sin un equipo de profesionales correctamente especializado, en constante formación e implicado al 100% con las necesidades de nuestros clientes, nuestro trabajo no tiene sentido ni futuro.

Por supuesto, en un sector tan globalizado como el nuestro, también hay que invertir en informática, sistemas de gestión, tracking on line, etc. En el grupo hace años que esto lo tenemos claro y disponemos de un departamento de informática propio formado por ocho personas que programan día a día para mejorar nuestra conectividad con nuestros clientes.

Y la última inversión destacada ha sido la compra de nuevas instalaciones en Castellón, que se inaugurarán en mayo, con 8.000 m2 de parcela, 5.000 m2 de naves y 400 m2 de oficinas.

-A. B.: ¿Qué servicios ofrece Raminatrans Castellón?

-V. R.: Nos encargamos del transporte marítimo internacional tanto en contenedor completo como en grupaje (carga seca, como refrigerados y congelados). Además, somos representantes aduaneros con Certificado OEA, concedido por la Dirección General de Aduanas en su modalidad completa y todos nuestros almacenes están habilitados como Recintos Aduaneros (DA, DDA, LAME y ADT). También ofrecemos servicios de carga aérea, transporte por carretera nacional e internacional, consignaciones y fletamentos de buques.

Asimismo, contamos con almacenaje convencional, paletizado, picking, embalajes, cargas y transportes de mercancías sobredimensionadas y sobrepesadas.

-A. B.: ¿Con qué sectores productivos trabajan más?

-V. R.: El cerámico es el más importante y el que representa un mayor porcentaje de nuestra facturación, pero no es el único. En los últimos años hemos intentado diversificar al máximo. Sectores como el de la automoción, la maquinaria y bienes de equipo para la industria cerámica, el mueble y el agroalimentario son muy importantes.

-A. B.: La competencia en el sector de la logística es muy exigente. ¿Qué valor añadido aporta Raminatrans a sus clientes?

-V. R.: Sin ninguna duda, la confianza. Si analizamos nuestra cartera de clientes, la mayoría de ellos trabajan con nosotros porque confían en nosotros, saben que cuidaremos al detalle de su mercancía para que llegue en las mejores condiciones y en el menor tiempo posible a sus clientes. Además, saben que les asesoramos y nos implicamos.

Otro punto importante es que saben que su información es sagrada. También interviene el factor precio, eso es obvio, pero nuestra manera de entender este negocio es pensar que formamos parte de la cadena de producción y suministro de nuestros clientes y, probablemente, en esto es en lo que más se aprecia nuestra faceta de empresa familiar.

Y en segundo lugar, es que ofrecemos un servicio absolutamente integral, representado por una empresa experimentada, sólida, solvente y cercana.

-A. B.: ¿Cuál es la posición de la empresa en el mercado nacional y en el internacional?

-V. R.: Los principales mercados en los primeros años de actividad, y que en la actualidad siguen siendo el núcleo de la facturación de la empresa, son los relacionados con el continente africano: costas Este y Oeste, países del Maghreb y Suráfrica. También Turquía y los países de Oriente Medio y el Golfo Pérsico.

Actualmente, gracias a una potente red de agentes, corresponsales y oficinas propias del Grupo Raminatrans, esta oferta se completa con destinos de Extremo Oriente, el Sudeste Asiático, Rusia y las diversas repúblicas de Asia Central y el mar Báltico.

Recientemente, apostamos fuerte por los países de Suramérica, y las zonas de Cuba y Estados Unidos, debido a las oficinas que tiene instaladas el grupo en La Habana y Miami.