+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SINIESTROS INTENCIONADOS

Dos personas mueren en una furgoneta atrapada por el fuego en Galicia

Una plaga de casi 150 incendios arrasa 4.000 hectáreas en la comunidad y al menos en 13 puntos la situación es de riesgo real para la población por la cercanía de las llamas

 

Un grupo de vecinos trabaja en el incendio en la zona de Zamanes, cerca de Vigo. - EFE / SALVADOR SAS

EL PERIÓDICO
15/10/2017

Dos personas han fallecido en el interior de una furgoneta atrapada por el fuego en el municipio de Nigrán, en el área metropolitana de Vigo, según ha avanzado 'La Voz de Galicia' y ha confirmado el alcalde de la localidad.

Una plaga de casi 150 fuegos forestales ha quemado al menos 4.000 hectáreas en Galicia desde el viernes. El domingo por la noche ardían 30 incendios, con una situación de riesgo real para la población en 13 puntos repartidos entre las provincias de Lugo, Ourense y Pontevedra.

Los dos fuegos más importantes son el que se originó en Ponteareas (Pontevedra), que según la última estimación afectaba a 1.500 hectáreas, y el de Montederramo y Vilar de Barrio (Ourense), que según los últimos datos había quemado ya 500 hectáreas.

La Xunta apunta a "clara intencionalidad", con riesgo para la población, en los focos del incendio de Ponteareas. Se trata de "actividad incendiaria homicida", con las condiciones meteorológicas "más adversas posibles", en medio de una sequía "continuada" y vientos "cada vez más intensos" por la cercanía del huracán Ofelia en su ruta por el Atlántico hacia Irlanda, ha asegurado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. 

De hecho la Agencia Estatal de Meteorología ha activado para el lunes avisos de color amarillo (riesgo) a causa de los vientos originado por Ofelia en las provincias de A Coruña y Lugo, así como en Cantabria, León, Navarra.

Por si todo esto fuera poco, en Portugal se declararon el domingo 300 incendios forestales, de los que casi 90 permanecían activos por la noche. La situación en el país vecino obliga a los medios de extinción gallegos a destinar esfuerzos para evitar que las llamas entren en su territorio. "Sabemos apagar fuegos en condiciones adversas, pero estas condiciones todas juntas no las viviéramos en la última década", ha resumido Feijóo.  

Llamada a la reflexión
La consejera de Medio Rural de la Xunta, Ángeles Vázquez, ha afirmado que solo en el incendio de Ponteareas hay cuatro focos diferentes, consecutivos, pegados a la carretera. Para la noche del domingo al lunes "la previsión es de viento fuerte, con temperaturas altas y humedad relativa muy baja". El fuego afecta también a los municipios limítrofes de Pazos de Borbén, Redondela y Soutomaior.

Por eso, la consejera de Medio Rural ha hecho una "llamada a la reflexión" ante una situación que no ocurre "porque sí" y que no es "fruto de la casualidad". "Primero fueron los parques naturales y ahora fue Pontevedra en cuatro focos importantes que abarcan cuatro municipios", ha concluido.

Núcleos habitados
El área metropolitana de la ciudad de Vigo está siendo una de las más afectadas por la ola de incendios que azota Galicia. La Xunta ha suspendido por este motivo las clases de este lunes en cuatro centros escolares del entorno de la ciudad olívica, donde han tenido que ser evacuados por la proximidad de las llamas varios núcleos de población. Los propios vecinos ayudan en las tareas de extinción con sus propios medios, ya que el fuego cerca muchas viviendas.

La cercanía de las llamas al campus de la Universidade de Vigo, en Beade, ha obligado a desalojar la residencia estudiantil por precaución en torno a las ocho de la tarde de este domingo.

Territorio del oso pardo
Aunque en mucha menor medida, también Asturias y Cantabria sufren la plaga de incendios. En el principado había el domingo por la noche 13 incendios activos, uno de los cuales, el declarado en Ibias, amenaza la reserva de Muniellos, donde se encuentra el robledal mayor y mejor conservado de España. Esta zona protegida de unos 57 kilómetros cuadrados acoge también hayedos, abedules y acebos que forman parte del hábitat del oso pardo y el urogallo, entre otras especies.

En Cantabria quedaron sofocados el domingo los incendios forestales provocados de la Población de Suso y el Henar, ambos en la Sierra de Hijar, a escasos metros uno del otro.