+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

la lacra de la corrupción

El juez acredita el blanqueo de los Pujol con helicópteros del ‘Govern’

Sostiene que podría existir un nexo entre las adjudicaciones de la compañía y el clan. Considera que la firma Cat Helicopters sirvió para ocultar fondos andorranos

 

Marta Ferrusola y Jordi Pujol se dirigen a la Comisión de Investigación del ‘Parlament’, en febrero del 2015. - ferran nadeu

ÁNGELES VÁZQUEZ
30/12/2017

Durante nueve meses, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha investigado en secreto el préstamo de casi un millón de euros que Josep Pujol le hizo a Jorge Barrigón Lafita, propietario de Cat Helicopters, en el 2009. Lo ha hecho dentro del caso Pujol, en el que está imputada toda la familia del expresidente catalán. En este tiempo, los registros, declaraciones tomadas a imputados y testigos y otras diligencias le han permitido acreditar que se trató de una operación para «enmascarar y ocultar la disposición de efectivos» de las cuentas que el clan familiar tenía en Andorra, algo que vincula a las adjudicaciones de la compañía en la Generalitat y «la influencia» de los Pujol en Cataluña.

El juez ha levantado el secreto de la actuaciones tras recibir un último informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) sobre el contrato de préstamo firmado el 9 de diciembre del 2009 entre Josep Pujol y Barrigón por 960.000 euros, de los que 60.000 fueron entregados en efectivo en marzo del año anterior. En febrero del 2010 Barrigón ingresó 800.000 en la cuenta de Josep. En agosto, firmaron la resolución del contrato haciendo constancia de que el propietario de Cat Helicopters había pagado otros 100.000, más los 60.000 y otros 50.000 que los prestados previamente. El Mundo ha adelantado que los agentes cifran lo blanqueado en dos millones de euros. Josep Pujol lo ha negado todo en La Sexta y ha atribuido la acusación a socios y exparejas despechadas, en referencia a Victoria Álvarez, exnovia de su hermano Jordi que presentó la denuncia que dio origen al caso.

La explicación que Barrigón -detenido en marzo por orden de De la Mata- dio al préstamo era que su socio en la empresa les pidió esa cantidad por una opción de compra verbal de sus participaciones, un extremo negado por el accionista de Heliand. Como en el 2010 concluyeron que la operación no se iba a realizar, cancelaron el préstamo e ingresaron el dinero, salvo ciertas cantidades que Barrigón debía a Josep Pujol, que le asesoraba en estrategia y relaciones con inversores.

ORIGEN DESCONOCIDO / En sus resoluciones, el juez explica que en diciembre del 2009 Josep Pujol ingresó en su cuenta de Andorra 933.000 euros, «desconociéndose el origen de esa importante cantidad, pero que se asemeja mucho al importe del préstamo referido y que en teoría no tiene nada que ver con la disposición de la cuenta del BPA», ya que los 900.000 euros se ingresaron en una caja de seguridad de esa entidad, según certificó el propio banco. Coincidiendo con la fecha de cancelación del préstamo Josep Pujol ingresó 800.000 y ese mismo día dispuso de 830.000. La devolución total del préstamo se cifró en 295.000 euros, cantidad que se ingresó en una cuenta de BPA, mientras que desde la de Josep se producía un cargo de 300.000, lo que «de nuevo» genera «la duda más que razonable de si esta disposición en efectivo se corresponde» con el primer ingreso.

El magistrado pidió al Servicio Catalán de Tráfico todos los contratos firmados con Cat Helicopters desde el 2009 al 2015, e incorporó a la causa las diligencias abiertas por la Fiscalía de Barcelona a instancias de la Oficina Antifraude de Cataluña sobre presuntas irregularidades en las adjudicaciones a favor de esta compañía de helicópteros. Para ello, la empresa contaba con la colaboración de Antonio Almerich, encargado de redactar las condiciones técnicas necesarias para los concursos públicos de la Generalitat y que estaba a sueldo de Cat Helicopters.