+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA BATALLA POR LA SECRETARÍA GENERAL SOCIALISTA

El PSOE, cuenta atrás para las primarias más tensas

El comité federal fija este sábado los comicios que enfrentan a Díaz, Sánchez y López

 

Susana Díaz fue la última en presentar su candidatura a las primarias del PSOE, el pasado 26 de marzo. - JUAN MANUEL PRATS

EL PERIÓDICO/ AGENCIAS
01/04/2017

Justo el día en que se cumplen seis meses de la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, el comité federal convocará este sábado el 39º Congreso del partido para el 17 y 18 de junio y las primarias para elegir a su líder, para el próximo 21 de mayo, con Susana Díaz, Pedro Sánchez yPatxi López como candidatos.

Tras el medio año que llevan los socialistas en manos de la gestora que preside el asturiano Javier Fernández, la división interna sigue siendo la seña de identidad en prácticamente todas las federaciones. Lejos de calmarse los ánimos que encendió entre los militantes la abstención del PSOE a la investidura de Mariano Rajoy, el enfrentamiento entre los partidarios del exsecretario general y los de la presidenta andaluza amenaza con polarizar unas primarias que, aunque se convocan oficialmente este sábado, llevan tres meses deprecampaña oficiosa.

El exlendakari López fue el primero en anunciar, a mediados de enero, su aspiración a la secretaría general en nombre de una "izquierda exigente", animado por los secretarios generales que habían apoyado a Sánchez y por destacados hombres de confianza de este durante su mandato. Desde ese momento, hubo quien sostuvo que la candidatura de López no llegaría a su fin, sino que solo pretendía disuadir a Sánchez y ganar adhesiones para finalmente pactar con Díaz.

El exsecretario general, sin embargo, se unió a la carrera dos semanas después en un multitudinario acto en Dos Hermanas (Sevilla), que reflejó su desafío a la presidenta andaluza. Decidió defender el concepto de plurinacionalidad y tendió la mano aPodemos.

Díaz aceptó el reto el pasado domingo, arropada en Madridpor los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, el exvicepresidente Alfonso Guerra, el exsecretario general y exministro Alfredo Pérez Rubalcaba y cuatro presidentes autonómicos, entre otros cargos y referentes históricos del partido.

LOS AVALES
A falta de que el comité federal ratifique este sábado el calendario propuesto por la gestora, los tres candidatos podrán recoger avales desde el 20 de abril hasta el 4 de mayo a mediodía. La proclamación de candidatos tendrá lugar el 8 de mayo, también a mediodía, y del 9 al 20 se desarrollará la campaña.

El número mínimo de avales que deberá presentar cada aspirante para que su candidatura sea oficial será el mismo que en las primarias de julio del 2014, en las que se enfrentaron Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, es decir un 5% de los alrededor de 189.000 militantes del partido (unas 9.000 firmas).

Aunque la candidatura de Sánchez era partidaria de fijar también un tope máximo de avales, la gestora no contempla esa posibilidad, lo que permitirá a la candidatura de Díaz intentar una demostración de fuerza recogiendo un número de apoyos claramente superior al de Sánchez y López. Esta es la intención de la dirigente andaluza, según fuentes de su entorno, mientras que sus contrincantes tienen previsto limitarse a recoger los avales necesarios para continuar en la carrera.

DEBATE DE CAMPAÑA EN FERRAZ
Durante los doce días que durará la campaña de los candidatos que sean proclamados oficialmente, la gestora se ha comprometido a organizar con ellos un debate en la sede madrileña de Ferraz, donde este viernes se reunieron el responsable de organización de la gestora,Mario Jiménez, y sus homólogos de las 17 federaciones socialistas, más los de Ceuta y Melilla. Todos dieron el visto bueno al calendario.

El comité federal de este sábado está llamado, además, a ratificar el acuerdo de desarrollo y ampliación del Protocolo de Unidad entre el PSOE y el PSC, en virtud del cual los afiliados catalanes que quieren participar en las primarias han tenido que incorporarse a un censo "específico".