+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

cámara alta

El Senado abre la legislatura con un PSOE sin mayoría asegurada y 20 partidos

Pilar Llop será presidenta de la Mesa, en la que el PSOE tendrá tres puestos y cederá uno al PNV; los otros tres, para el PP

 

Senado de España. - JOSÉ LUIS ROCA

EL PERIÓDICO / AGENCIAS
03/12/2019

El Senado de la XIV legislatura se constituye este martes con 265 parlamentarios, 208 de ellos elegidos por los ciudadanos el pasado 10 de noviembre y otros 57, designados por los parlamentos autonómicos. En este nuevo periodo, el PSOE de será el partido mayoritario pero sin mayoría clara, que deberá negociar en un hemiciclo con 20 partidos políticos.

La sesión comienza a las 10 horas y sigue el orden del día habitual: apertura, organización de una mesa de edad, votaciones para elegir a la nueva Mesa y toma de posesión de los senadores, de nuevo con la polémica de qué fórmula utilizan algunos de ellos para jurar o prometer el cargo. Los miembros de Junts y ERC acataron la Constitución el pasado mes de mayo hasta la llegada de la república catalana y la libertad de los políticos presos.

A los socialistas, que tendrán 113 senadores, les corresponden esta vez cuatro de los siete puestos de la Mesa y al PP, con 97 escaños, los otros tres. En el cupo del PSOE se incluye la presidencia, para la que propondrá a la jueza Pilar Llop, senadora por Madrid, especialista en violencia de género. Los socialistas sustituyen así al catalán Manuel Cruz, que llegó al cargo en mayo pero que no repetirá.

Pese a poder asegurar los cuatro puestos de la Mesa, el PSOE ha decidido ceder un sillón al PNV como ya hiciera en la pasada legislatura, con la diferencia de que esta vez los socialistas no tienen mayoría absoluta y deberán apoyarse en el grupo vasco para tener mayoría frente al PP. Junto a Llop, por el PSOE, será vicepresidenta primera del Senado Cristina Narbona, que repite así en el cargo, y ocupará una secretaría el canario Francisco Manuel Fajardo. Además, los socialistas apoyarán a un candidato del PNV para otra secretaría, cargo que podría recaer de nuevo en Imanol Landa.

El PP por su parte tendrá por sus 97 escaños otros tres puestos en la Mesa. Los 'populares' mantendrán a sus dos actuales representantes en este órgano, Pío García-Escudero (vicepresidente segundo) y Rafael Hernando (una de las cuatro secretarías). Junto a ellos entrará Cristina Ayala, que fue portavoz adjunta del Grupo Popular con Ignacio Cosidó de portavoz.

CON ERC U OTRA DECENA DE PARTIDOS

El PSOE alcanzará en el nuevo Senado la mayoría absoluta sumando al PNV (10) y a ERC (13, que serán 15 porque compartirá grupo con EH Bildu). El apoyo de los vascos parece más claro que el de Esquerra, con la que los socialistas negocian un acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno que va a condicionar los apoyos en el Congreso, pero también en el Senado.

Si esta vía falla, en el PSOE se cuenta con sumar a otros partidos para muchos asuntos diarios. En concreto, los dos senadores de Unidas Podemos (de En Comú y Adelante Andalucía), los de Compromís, Más Madrid y Mès per Mallorca (3 en conjunto), el de Geroa Bai (1), Coalición Canaria (1), el PAR (1), el PRC (1) y la Agrupación Socialista Gomera (ASG, 1). Son diez en total y buena parte de ellos socios del PSOE en sus autonomías. Tampoco se descarta a Teruel Existe, con dos senadores. Su posición es una incógnita salvo en los asuntos que les han hecho ganar en las urnas: la lucha contra despoblación y la reivindicación de inversiones para la provincia, donde quieren dar la batalla. En lo demás, están abiertos al consenso.

El resto del hemiciclo lo componen el senador de UPN (elegido en la coalición Navarra Suma), los tres senadores de Vox, los cinco de Junts y los 9 de Ciudadanos.

¿ENORME MIXTO?

Una vez constituido el Senado, arrancará el plazo para constituir grupos parlamentarios. PSOE, PP, ERC-Bildu y PNV tienen el suyo asegurado, pero el resto de formaciones está obligado a entenderse con otros partidos y a pedir prestados senadores, una práctica habitual en la Cámara Alta. Lograr grupo supone tener representación en todos los órganos del Senado, portavoces y turnos de intervención e iniciativa, además de más recursos económicos y medios materiales.

El Reglamento exige sumar diez componentes y no bajar nunca de seis, lo que abre la puerta al ir y venir de senadores para registrar un grupo y que luego se marchen a su partido de origen. Es el caso de Junts y Coalición Canaria. Juntos suman seis senadores y con ayuda de otras formaciones del Grupo Mixto han tenido en esta legislatura grupo, fórmula que aspiran a repetir. También lo harán Podemos, MÈS, Compromís y Más País, que han estado juntos estos meses; sumando ahora a Geroa Bai y con ayuda del PSOE podrán también tener grupo.

En cuanto a Ciudadanos, cuenta con 9 senadores y está a falta de uno para cumplir los requisitos. Los naranjas han sido siempre muy críticos con el baile de senadores de unos partidos a otros, se han negado a recibir ayuda en las últimas legislaturas y también a prestarla, como hicieron en el Parlamento Catalán con el PP para que formara allí grupo.

Desde el Grupo Popular se ha asegurado que si Cs les pide apoyo se lo darán. Los dos partidos son socios en la coalición Navarra Suma, junto a UPN (1 senador). La salida de Ciudadanos tendría sus ventajas para este partido, pero también para el resto de los que se quedarían en el Grupo Mixto, a los que les interesa igualmente reducir el número. Se trata de Vox, Teruel Existe, ASG, PAR, PRC y UPN.