+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Espectáculos

 

PUESTA EN VALOR DE LAS artes escénicas en castellón

Huellas de ‘Francesco y su gente’, un musical en el Teatro Principal

Pedro Quiralte, Sandra Ferró y Manuel Valero son las voces que dan forma al espectáculo . La obra de José María García Laborda se representa los próximos 1 y 2 de octubre

 

Pedro Quiralte-Gómez, Manuel Valero, Sandra Ferró, Rafael Lloret y Josep Martí, repóker de ases para ‘Francesco y su gente’, el musical. - GABI UTIEL

VICENTE CORNELLES
25/09/2016

Qué pasaría si San Francisco realizará un viaje al futuro y se trasladara del siglo XIII a nuestros días? ¿Cómo reaccionaría? ¿Sería un rebelde? Las respuestas están ahora en el musical Francesco y su gente, de José Mª García Laborda, una producción de Amics de l’Òpera, que se estrena el día 1 de octubre en el Teatro Principal de Castellón en un ambicioso montaje con las mejores voces líricas, excelsos maestros del pentagrama y soberbios actores de la capital de la Plana.

Mediterráneo ha pulsado la opinión de los cantantes que intervienen en la obra, el barítono Pedro Quiralte-Gómez; la soprano Sandra Ferró; el tenor Manuel Valero, pero también el director musical del montaje, Josep Martí, y el escénico, Rafa Lloret.

EL ‘TEMPO’ LÍRICO // Quiralte, Ferró y Valero coinciden en señalar las dificultades de “adaptar un musical melódico al tempo lírico”. “La respiración y recitativo es muy diferente”, resaltan al unísono ante un reto que habla de “acercar al gran público la sonoridad, la magia y el encanto del bel canto a través de un musical de estas características”.

Mientras, Martí subraya el trabajo inagotable desde que le llegó la partitura “antes del verano” para hacer los arreglos, “con 5 y 6 horas diarias y con toda la libertad para hacer la adaptación”. El gandiense, afincado en Castellón, tilda de “apasionante” el esfuerzo para dar forma al proyecto.

Por su parte, Lloret, alma mater de esta propuesta escénica que seguro que cautivará a los castellonenses reconoce que se quedó fascinado al ver la obra, “con un poder tremendo, de mucho empaque”. Y no dudó en “hacerla posible algún día”. Un texto “de dulzura, con un mensaje de libertad, juventud y religiosidad que te marca”, asegura.

Por ello, “quise reunir a las mejores voces, músicos y actores de Castellón para una obra de calidad extraordinaria”, señala. H