+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GASTRONOMÍA

El melón es la fruta del verano, pero ofrece alternativas para todas las épocas

Di adiós a los platos tradicionales tal y como los conoces, y experimenta con el melón

 

El melón posee una amplia gama de variedades distintas, cada una con unos beneficios e indicaciones determinadas. -

30/08/2018

El cultivo del melón en nuestra provincia es muy habitual, sobre todo en zonas próximas a la costa y especialmente en localidades como Moncofa, Xilxes o Alcalà de Xivert. Se trata de un fruto muy saludable, pues ayuda a combatir la retención de líquidos en el cuerpo, previene manchas en la piel o favorece el tránsito intestinal.

Existen tantas formas de degustar el melón como inspirados estemos, ya sea completamente crudo, como aperitivo, entrante, postre o cocinado. Admite muchas preparaciones, pero no es buen acompañante del huevo, la leche, la mantequilla o los quesos muy grasientos.

A continuación, desde Mediterráneo dejamos una serie de tres recetas diferentes en las que el melón actúa de hilo conductor entre el resto de ingredientes, llevándose todo el protagonismo:


Gazpacho de melón

El gazpacho tradicional, ya sea manchego o andaluz, es exquisito. Pero nunca viene mal probar cosas nuevas ni experimentar con ingredientes tan comunes como lo es el melón. Disfruta de una nueva versión de este fruto.

INGREDIENTES: un melón de Moncofa, 2 tomates maduros de Penjar, 2 hojas de albahaca, 2 cucharadas de aceite, una cucharada de vinagre de manzana, 5 lonchas de jamón serrano de Segorbe, sal en escamas, pimienta negra recién molida y hojas de menta.

PREPARACIÓN: Cortar la mitad del melón, quitar las semillas con un vaciador o sacabola. El resto de melón, pelarlo, cortarlo en trozos y ponerlo en un vaso batidor junto con el tomate troceado, previamente escaldado y pelado. Añadir el resto de ingredientes y triturar bien con la batidora. Rectificar de sal y vinagre. Poner en la nevera hasta la hora de servir. Trocear muy menuda una loncha de jamón y las 4 restantes colocarlas en las brochetas junto con las bolas de melón que se habían reservado. Remover el gazpacho antes de servir y repartir en vasitos o en platos hondos. Repartir el jamón troceado y adornar con la brocheta. Una buena idea puede ser servirlo en copa de Martini adornado con hoja de menta.


Ensalada de melón, pato y anchoas

Mucha gente suele combinar el melón con el jamón de cerdo, otro de los productos estrella de nuestra gastronomía. Sin embargo, pocos son los que combinan esta fruta con jamón de pato. Te invitamos a experimenta su sabor, fusionándolo también con la intensidad de las anchoas.

INGREDIENTES: una escarola, 12 bolas de melón, una granada, 150 gr. de lonchas de jamón de pato, 4 cucharadas soperas de lentejas cocidas, aceite de oliva virgen de nuestras comarcas, crema de vinagre balsámico y escamas de sal.

PREPARACIÓN: Repartir las lonchas de jamón de pato, cortaditas a nuestro gusto, en el fondo del plato, alternando con las bolas de melón. En el centro del plato poner la escarola, repartir con los granos de la granada y las lentejas cocidas. Aliñar con el aceite y el vinagre, espolvorear con las escamas de sal y lista para servir. Otra variante del plato se puede realizar sustituyendo el jamón de pato por langostinos de Vinaròs cocidos y pelados o jamón serrano y queso camembert.

Flan de melón

El melón es una fruta que mucha gente consume a modo de postre. ¿Por qué no hacer una versión flan del melón y obtener un postre mucho más sabroso?

INGREDIENTES: una lata de leche condensada, 6 huevos, 300 gr. de pulpa de melón, una cucharadita de esencia de vainilla, ½ taza de azúcar y una cucharadita de zumo de limón.

PREPARACIÓN: Batir la leche condensada, los huevos, el melón y la esencia de vainilla. Preparar un caramelo moreno en una sartén con el azúcar y el zumo de limón, mezclar y repartir muy bien por la flanera. Pasar la mezcla a la flanera, tapar con papel de aluminio y cocer al baño maría en el horno a 200 grados durante una hora, aproximadamente. Pinchar con un palillo para comprobar que está hecho (la aguja tiene que salir bastante limpia). Enfriar y conservar en la nevera hasta el día siguiente, que estará mejor. Desmoldar y adornar con bolas de melón y hojas de hierbabuena.

Temas relacionados
 
Buscador de restaurantes