+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Uno de gravedad

Contabilizan al menos 21 heridos por el fuerte terremoto en Japón

Las autoridades japonesas han informado que siguen revisando los daños materiales ocasionados por el sismo de magnitud 6,7 Richter pero ya han levantado la alerta de tsunami

 

Daños ocasionados por el terremoto de magnitud 6,7 en Japón. - EFE / EPA

EL PERIÓDICO
19/06/2019

Al menos 21 personas resultaron heridas, una de gravedad, por el terremoto de magnitud 6,7 Richter que azotó el noroeste de Japón la noche del martes, provocando un leve tsunami en la costa noroccidental, informaron las autoridades del país.

El único herido grave contabilizado hasta ahora es una persona de la ciudad de Tsubame, en la prefectura de Niigata, mientras que otras 17 resultaron heridas leves en las provincias de Miyagi (4), Ishikawa (1), la propia Niigata (3) y Yamagata (9), donde además hay 3 heridos de gravedad no especificada, según las últimas cifras de la agencia nacional de gestión de incendios y desastres (FDMA).

PELIGRO DE DERRUMBES

Las autoridades japonesas se encuentran comprobando el estado de los edificios, pero, según apunta la FDMA, por el momento no se ha informado de daños importantes en inmuebles ni instalaciones.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) ha pedido a la población que extreme la precaución por el riesgo de derrumbes y corrimientos de tierra ante potenciales seísmos similares en la próxima semana y en vista de la previsión de lluvias para hoy en parte de la zona afectada. El terremoto se produjo a las 22.22 hora local (13.22 GMT) del martes con epicentro en el mar, cerca de la costa noroeste de Japón, frente al límite que separa las prefecturas de Niigata y Yamagata.

AFECTACIONES VIALES

Nada más registrarse el seísmo, la JMA emitió una alerta de tsunami, que fue levantada casi tres horas después. Las olas del tsunami se observaron en Awashima, Sakata, Sado, Wajima y Niigata, donde alcanzó una altura máxima de 0,1 metros, según datos de la agencia. El temblor alcanzó en Niigata en nivel 6 superior en la escala sísmica japonesa de 0 a 7 (centrada en medir la agitación de la superficie) y en Yamagata la intensidad fue de 6 inferior.

El terremoto provocó el cierre temporal de algunas carreteras e interrupciones en el servicio ferroviario, pero no accidentes. Unas 10.000 personas se vieron afectadas por la interrupción del tráfico de los trenes bala de la zona, que funcionan hoy con normalidad.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las infraestructuras están especialmente diseñadas para aguantar temblores fuertes.