+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA CON UN ALTO CARGO DE LA UE

Vera Jourova: "Debemos estar atentos para que el discurso político no trivialice la violencia contra la mujer"

La comisaria europea de Justicia, Protección del Consumidor e Igualdad de Género advierte de que los derechos nunca deben ser objeto de camibo

 

La comisaria europea Vera Jourova, en una reciente comparecencia. - EL PERIÓDICO

SILVIA MARTINEZ
12/01/2019

Pocos comisarios tocan asuntos tan variados en su quehacer diario como la comisaria Vera Jourova (1964, República checa). Por su mesa ha pasado el escándalo del dieselgate, la filtración de datos de Facebook, la situación del Estado de derecho en Europa o los planes sobre igualdad de género. Aunque no se moja sobre la polémica suscitada por Vox, defiende en un cuestionario por escrito la necesidad de permanecer “vigilantes” para evitar la banalización de la violencia contra la mujer y advierte de que los derechos nunca deben ser objeto de moneda de cambio.

¿Qué le parece el debate promovido en España por el partido ultraderechista Vox reclamando la derogación de la ley contra la violencia de género? Una mejor protección de la mujer contra la violencia es una parte importante del trabajo hacia la igualdad del género. Cuando las mujeres sufren violencia se vuelven más vulnerables. Desde dificultades en el trabajo hasta caer en la pobreza cuando deciden abandonar con sus hijos a una pareja violenta. 2017 fue el año de la violencia contra la mujer en Europa. Publicamos cifras de una encuesta que muestra que este sigue siendo un problema en todas partes. Aunque una de cada tres mujeres la han sufrido, solo una de cada diez denuncia.

El PP se ha mostrado abierto a dar más ayudas para los hombres que sean objeto de violencia. ¿No están suficientemente protegidos? La violencia también puede afectar a los hombres pero las mujeres y las niñas siguen estando desproporcionadamente afectadas por esta violencia. Mientras el 85% de los españoles cree que la violencia contra la mujer es algo común solo el 20% lo considera en el caso de los hombres (29% en la UE). Las cifras pueden estar ocultando algo que sigue siendo un tabú para los hombres. No quiero decir que el problema no existe. Pero las políticas de la UE que combaten la violencia no están dirigidas exclusivamente a las mujeres.

¿Por ejemplo? La Directiva sobre los derechos de las víctimas (que garantiza los derechos fundamentales de las víctimas en toda la UE) o las Órdenes de protección europeas (que establecen medidas de protección para las víctimas de delitos en toda la UE) y el Convenio de Estambul sobre violencia doméstica se aplican tanto a mujeres como a hombres. En la última financiación para prevenir la violencia contra los niños, hay fondos que se pueden dedicar algo a hombres y niños más específicamente.

¿Hasta qué punto le preocupa que los partidos conservadores tradicionales modifiquen su discurso y asuman las tesis de la ultraderecha con una retórica cada vez más dura hacia las mujeres y las ayudas contra la violencia de género? Los derechos de las mujeres y la igualdad de género nunca deberían ser moneda de cambio de réditos políticos. La igualdad de género es un principio fundamental y está consagrado en nuestros tratados fundadores. Hemos hecho campañas para concienciar sobre temas relacionados con la igualdad de género y los derechos de las mujeres y también las autoridades españolas han hecho mucho en este ámbito. Creo que el alto nivel de concienciación de los españoles sobre este tema no va a desaparecer de la noche a la mañana o al ir a votar. Por supuesto, debemos estar atentos para que el discurso público de los políticos no trivialice la violencia contra la mujer. Y también cuento con que otros políticos alcen sus voces, la sociedad civil y los medios de comunicación para asegurarse de que esto no suceda.

¿Teme una regresión en Europa de los derechos de las mujeres y la lucha por la igualdad? Vemos algunas tendencias preocupantes en algunos países pero también fuimos testigos del movimiento #Metoo. Fue muy bueno para crear conciencia sobre la discriminación contra las mujeres. También creo que animó a muchas víctimas a decir algo. En cierto sentido rompió un tabú, también a nivel político. Uno de los problemas de la violencia contra las mujeres es que las víctimas permanecen en silencio y no denuncian. Vemos que esto está cambiando y es una buena noticia. Las mujeres están dejando atrás esta imagen de víctimas y comienzan a luchar por sus derechos más que antes.

¿Cree que este asunto debería convertirse en una de las grandes prioridades políticas en la campaña de las próximas elecciones europeas de mayo? Lograr la igualdad de género y combatir la violencia de género ha sido una de mis prioridades clave como comisaria y espero sinceramente que, más allá de las elecciones europeas, se siga priorizando a nivel europeo. De hecho, como principio fundador de la UE debe seguir siendo una alta prioridad.

¿Debería haber un gran pacto político a nivel europeo para evitar dar pasos atrás en este terreno? Creo que los partidos políticos y los candidatos deben seguir planteando la importancia de avanzar en la igualdad de género y evitar cualquier retroceso.

¿Qué avances en este terreno destacaría en los últimos años y qué queda por hacer? Estoy orgullosa del paquete sobre equilibrio entre vida profesional y privada. Las discusiones para finalizar la propuesta están avanzando bien y espero que podamos finalizar pronto. A finales de 2017 pusimos en marcha el Plan de acción sobre la brecha salarial de género que sigue siendo del 16% en Europa. Acabamos de iniciar consultas públicas para recopilar información sobre el impacto de las normas de la UE en la igualdad salarial y seguiremos trabajando más allá de 2019.

¿Cómo se sitúa España en términos de igualdad de género respecto a otros países? ¿Mejor o peor? Según el Índice 2017 que mide la igualdad de género en los ámbitos del trabajo, el dinero, el conocimiento, el tiempo, el poder y la salud, España se situó ligeramente por encima de la media de la UE (68,3/100 frente a 66,2 de los 28). Está claro que todos los Estados miembros tienen todavía mucho camino por recorrer para lograr la plena igualdad. En cuanto a las actitudes y percepciones de la gente, el 96% de las personas en España creen que la igualdad de género es importante para una sociedad justa y democrática y los estereotipos de género son menos influyentes que en la mayoría de los demás Estados miembros.

¿Y en términos de violencia de género? Sé que combatir la violencia de género es un tema muy importante en la agenda de España, tanto a nivel político como en la sociedad. Este tema siempre ha estado en la agenda de mis visitas a España. Estuve en Madrid en noviembre pasado y debatí este tema con Albert Rivera. Los españoles son muy conscientes de la cuestión. Según nuestros datos, por ejemplo, las personas en España tienen más probabilidades de conocer los servicios de apoyo para mujeres que han sido víctimas de violencia doméstica (85%) que la media de la UE (74%) y menos probabilidades de tener puntos de vista que culpan a las víctimas sobre la violencia sexual que la media de la UE.