+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

COLECCIONISMO EN LA ERA DE LA DIGITAL

El día mundial de las tiendas de discos independientes

La venta de vinilos de música, los grandes protagonistas del 'Record Store Day', resiste e incluso aumenta en España un 19,6%

 

Una de las tiendas de discos de la calle de Tallers, en Barcelona. - FERRAN SENDRA

LUIS BENAVIDES
20/04/2017

Este sábado, 22 de abril, se celebra en medio planeta el día internacional de las tiendas de discos independientes. En inglés, elRecord Store Day. El principal objetivo de esta jornada es reivindicar, por encima de todo, el papel de las tiendas de discos, establecimientos que se han visto obligados a evolucionar y especializarse para sobrevivir. Y de alguna manera, este día también sirve para poner en valor el oficio del vendedor de discos, esa fuente de sabiduría musical siempre dispuesta a iluminar a la clientela, a prescribir clásicos y novedades. “Se trata de un oficio totalmente vocacional. Nadie abre una tienda de discos para forrarse. Los dueños y vendedores antes han sido y siguen siendo coleccionistas”, subraya Carlos Pascual, director de Record Store Day Spain.

El Record Store Day (RSD) fue concebido por Chris Brown en Estados Unidos y fundado en el 2007. A España llegaría en el 2011, y tanto el número de tiendas participantes como la respuesta del público ha ido creciendo cada año. Los coleccionistas y muchos amantes de la música en general esperan este día como uno de los más importantes del calendario. Muchos hacen largas colas desde primera hora de la mañana en las puertas de sus tiendas de discos favoritos para hacerse con alguna de las ediciones especiales hechas exclusivamente para la ocasión. Las tiradas son, en general, cortas.

Conviene madrugar para hacerse con alguna de estas joyas musicales, pues la reserva de cualquiera de estos discos está prohibida. Para la edición del 2017, por ejemplo, se lanzarán nuevos discos, reediciones y compilaciones de estrellas consagradas como The Beatles, Patty Smith, Neil Young, Prince y Pearl Jam. Estas referencias compartirán protagonismo con las ediciones especiales de bandas mucho más pequeñas, desconocidas para el llamado 'mainstream' o gran público, las estrellas (quién sabe) del futuro.

LA AMENAZA DIGITAL
La jornada tiene un evidente carácter festivo, pues algunas tiendas acogen incluso pinchadas de vinilos y conciertos en directo, pero también tiene un componente reivindicativo. Y es que la música en formato físico, a pesar del conocido como ‘boom del vinilo’, no pasa por su mejor momento. Hace muchos años que las ventas de discos en las tiendas ya no son lo que eran, como consecuencia de la piratería y de unos nuevos hábitos de consumo. La gente compra mucha menos música en formato vinilo, cedé o cassette que hace solo 10 años; y paradójicamente tenemos al alcance muchos más artistas y bandas que antes, ahoa accesibles con un par de ‘clics’ en plataformas de ‘streaming’ gratuitas (en su modalidad básica) como Spotify, Apple Music, Deezer, Tidal o Bandcamp.

Se observa en España una tendencia hacia un consumo de música cada vez más digital. “Por primera vez, el mercado digital (61,2%), que sobrepasa los 100 millones de euros de facturación, supera al mercado físico (37,78%)”, explica Promusicae en el informe del 2016, basado en la información facilitada por sellos como Avispa, Blanco y Negro, Discmedi, Divucsa, Sony Music, Universal Music y Warner Music.

En el 2006 se registraron los primeros ingresos digitales, según Promusicae, y 10 años después se ha confirmado la línea ascendente del mercado digital, que supone ya más del 60% del valor de la música en España. El éxito del ‘streaming’ es ahora indiscutible: 62.2 millones de euros proviene de las suscripciones a diferentes plataformas.

El último informe de la asociación de productores de música de España también recoge como las ventas de discos en soporte físico cayó un 22,04% respecto al 2015 según el mismo informe. Eso sí, con una excepción: el vinilo resiste e incluso crece un 19,6%.

UN ‘BALÓN DE OXÍGENO’
Previsiblemente, las ventas de vinilos durante el Record Store Day 2017 se dispararan. La facturación durante este fin de semana será posiblemente un espejismo, pues el lunes todo volverá a la normalidad. Eso sí, las ventas del sábado 22 de abril supondrán un balón de oxígeno muy importante para pequeñas tiendas de discos. Gracias a la venta de las buscadas ediciones del RSD muchas tiendas aseguran el pago de tres o cuatro meses de alquiler de sus negocios, fundados más por el romanticismo y la pasión de sus dueños que por la visión de negocio. “Ojalá no existiera este día. Si no fuera necesario un día como el RSD significaría que todo va bien, pero estamos jodidos. Hay tiendas que gracias a esta jornada aguantan todo el año“, explica Sergio Pozo, responsable de comunicación de la marca RSD en España.

Unas 85 tiendas de discos españolas participan en el RSD, de las cuales 19 están ubicadas en la ciudad de Barcelona y otras 18 en Madrid. Todos estos templos para los melómanos aparecen reunidos en el libro ‘Ruta de tiendas de discos independientes’, editado por 66 Rpm Edicions y disponible a partir del sábado en las tiendas adscritas a la jornada.

LOCALIZADOR DE TIENDAS
Estos establecimientos, y muchísimos más, aparecen también en la página web RecordStore.Love, otra iniciativa cuyo único objetivo es apoyar a las tiendas de discos independientes de todo el mundo. Esta página, apoyada en los mapas de Google, fue creada en el 2012 por Marcus Maack, un alemán con más de 25 años de experiencia como locutor de una radio 'on line'. Actualmente, su web señala unas 5.000 tiendas, la mayoría en Estados Unidos (unas 1.200). Alemania y Reino Unido, con unas 400 tiendas cada una, comparten podio.

Los propios usuarios y tenderos pueden colaborar con esta página web y localizar nuevos establecimientos, si es que ha abierto alguno últimamente. La web ofrece información básica (dirección, teléfono de contacto, web, horarios…). Sin duda, una herramienta muy útil para aquellos coleccionistas que aprovechan cualquier escapada o viaje para probar suerte en las tiendas de discos locales.