+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PROBLEMA DE LA CONTAMINACIÓN

Ecologistas en Acción alerta de la "grave amenaza global" de las basuras marinas

La oenegé insta a un menor consumo y un mayor reciclado de plásticos

 

Basura marina. Acumulación de plásticos y otros residuos flotantes en una zona portuaria cercana a la ciudad india de Bombay. - AFP

EL PERIÓDICO
27/01/2017

Ecologistas en Acción ha publicado el informe 'Basuras marinas, plásticos y microplásticos' en el que se alerta de la "grave amenaza global" que suponen las basuras marinas, destacando los impactos de los plásticos y microplásticos. Por ello, insta a unconsumo más responsable que reduzca el uso de los plásticos y, al mismo tiempo, mejorar e incrementar su reciclado.

 
El informe, elaborado Elisa Rojo-Nieto y Tania Montoro, del Área de Medio Marino de Ecologistas en Acción, es un estudio que recoge una amplia revisión bibliográfica de más de 300 publicaciones científicas internacionales, y proporciona un completo resumen sobre los orígenes, impactos y consecuencias de las basuras marinas.

De acuerdo con las autoras, dependiendo de las fuentes consultadas se estima que cada año entran en el océano entre seis y ocho millones de toneladas de basuras marinas y, de ellas, los plásticos representan más del 80%. Además, el 80% de la entrada de basuras marinas se produce desde fuentes terrestres.

Por ello, concluyen que el origen de este problema radica en "el enfoque del ciclo de vida: el modelo lineal que siguen los recursos utilizados, desde su fabricación a su posterior descarte, a menudo tras un solo uso y durante un tiempo corto, generando una acumulación incesante de residuos".

RIESGOS PARA EL SER HUMANO Y LA FAUNA
En cuanto a los efectos de estas basuras, el informe pone de relieve que, de acuerdo con estudios recientes, más de 690 especies han tenido alguna interacción con basuras marinas. La persistencia de los plásticos en la naturaleza puede conducir a "riesgos serios para el ser humano y la fauna salvaje, produciendo cambios en los ecosistemas, exposición a sustancias químicas, efectos letales y subletales debido a su ingestión, así como al atrapamiento con elementos de plástico por parte de la fauna marina".

Ecologistas en Acción alerta en este estudio de que la ingestión de microplásticos por organismos de los eslabones inferiores de la cadena trófica puede ser una ruta de entrada para niveles superiores de la cadena trófica, a través del consumo de presas previamente contaminadas por estos elementos, pudiendo llegar hasta el ser humano.

Por todo, las basuras marinas "afectan a hábitats, especies y ecosistemas; a la salud humana y la seguridad; y a sectores económicos tales como la pesca, el turismo y la navegación", convirtiéndose en "uno de los mayores problemas de contaminación a nivel mundial" de la época actual.

Este problema de contaminación, que "junto con el cambio climático es la amenaza global de este siglo para los océanos", no reconoce fronteras geográficas ni políticas. Se encuentran a lo largo y ancho del planeta.

PASOS HACIA LA SOLUCIÓN
Como pasos encaminados a encontrar una solución, el informe culmina con un análisis del modelo actual de consumo y reciclaje, y con una propuesta de medidas a adoptar, tanto a nivel individual como estructural y de modelo social.

Así, Ecologistas en Acción recuerda que cada vez son más las voces que señalan como solución la lucha contra el problema en su origen, aplicando el principio de las seis 'R': Reducir, Reutilizar, Reciclar, Rediseñar, Recuperar y Reemplazar.

 

Finalmente, la entidad, que incluye una propuesta de 11 "cambios fáciles" en las rutinas diarias para avanzar en la solución, insiste en señalar como opciones "eficaces" tanto la reducción del consumo de plástico de uso cotidiano como la mejora en la reutilización y reciclado del mismo.

Aboga así por la sustitución del plástico por otros materiales más sostenibles, a la vez que por el desarrollo de "una normativa que vigile más estrechamente el uso excesivo de plástico innecesario".