+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

SUCEDIÓ EN PEÑÍSCOLA DURANTE VARIOS AÑOS

9 años de cárcel por maltrato y amenazas de muerte a su mujer

La víctima llegó a descolgarse por el balcón de su casa para huir del agresor El hombre cogía del pelo a su esposa y esgrimía cuchillos ante su hija menor

 

33 Una mujer maltratada se lamenta en la penumbra de un domicilio en imagen de recurso. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
15/10/2020

E l Juzgado de lo Penal número 3 de Castelló ha impuesto un total de nueve años y medio de prisión a un vecino de Peñíscola por los delitos de maltrato en el ámbito de la violencia de género, amenazas, coacciones leves y violencia de género habitual. La magistrada considera probado que el ya condenado, de 32 años, insultó, amenazó de muerte y golpeó a quien fue su mujer y madre de su hija durante, al menos, tres años.

Según refleja la sentencia a la que ha tenido acceso este diario, el agresor sufre un trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad y es consumidor de alcohol y cocaína. La justicia declara probado que durante la relación, el condenado ejerció actos de violencia psíquica sobre su pareja, a la que insultó, menospreció, humilló y gritó hasta alcanzar la violencia física en forma de empujones o golpes que le propinó en diversas ocasiones. Entre otros episodios, la sentencia recoge lo sucedido tras una cena con amigos, cuando el hombre cogió por el cuello a la madre de su hija, la levantó del suelo y la llamó «puta», en presencia de los padres de ella, que tuvieron que interceder.

El procesado se dirigió entonces a los testigos y les dijo: «Os voy a matar a todos». Acto seguido, según el documento judicial, el condenado, pertrechado con dos perros de raza potencialmente peligrosa, cogió a su hija (bebé en esas fechas) y se marchó de la vivienda en su vehículo. «No vengáis detrás de mí porque si lo hacéis me tiraré con la niña por el Bufador de Peñíscola», les amenazó.

En otro episodio más recogido en el documento judicial se relata que el sentenciado cogió un día varios cuchillos de cocina y los esgrimió hacia su esposa para evitar que saliera de casa. Ante los intentos de huida de esta, el procesado la cogió del pelo y la empujó, aprovechando ese momento la hija de ambos para salir de la casa por debajo de las piernas de la madre.

Además de la pena de cárcel impuesta, el hombre deberá indemnizar a su expareja con 400 euros por las lesiones y con 5.000 por el perjuicio moral causado. H