+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

En el camino Ullal de la Comare, cerca del Camino Donación

Desvalijan 4 alquerías del Grao y sustraen maquinaria y herramientas

La Policía Científica acude al lugar y toma huellas dactilares en ventanas y puertas

 

A la izquierda: La propietaria de una alquería muestra el destrozo. Arriba: Estado de la cerradura del portón de un garaje. - MEDITERRÁNEO

A la izquierda: La propietaria de una alquería muestra el destrozo. Arriba: Estado de la cerradura del portón de un garaje. - MEDITERRÁNEO

YOLANDA TENA SOLA-VERA
24/01/2017

Nuevo asalto a alquerías del Grao. Los amigos de lo ajeno se cebaron en la noche del domingo con algunas casas de campo situadas en el camino Ullal de la Comare, cerca del camino Donación, donde desvalijaron hasta cuatro viviendas (todas ellas segundas residencias) y se apoderaron de maquinaria y herramientas, tal y como explicaba a Mediterráneo uno de los afectados.

La Policía Científica de la Policía Nacional acudió ayer por la tarde hasta las casas para tomar muestras de huellas dactilares que den alguna pista sobre la autoría de estos robos, que, al parecer, indicaron fuentes cercanas a la investigación, podrían responder a una banda organizada.

Los ladrones, supuestamente, actuaron sobre las 23.00 horas, cuando sabían que los propietarios ya no estaban al ser domingo. En todos los casos arrancaron las rejas de las ventanas y forzaron las puertas. En una de las casas llegaron incluso a desencajar el portón abatible del garaje, por lo que su propietario, según explicaba, no tendrá más remedio que «cambiarlo por uno nuevo».

«Primero entraron al garaje reventando la cerradura y tras hacerse con los taladros, las sierras, una motosierra y hasta la máquina de sulfatar, se subieron por el tejado para acceder al interior de la casa y, tras arrancar la ventana que tenía unas rejas de hierro, revolvieron todo el interior», manifestaba esta víctima del robo.

Asimismo, también se apropiaron de barras de metal y todo tipo de objetos «que pueden ser después vendidos en chatarrerías», denunciaba este afectado.

Coca-colas por el huerto // Este vecino desvelaba que en apenas ocho años le han entrado a robar «hasta en 13 ocasiones». «Sentimos una gran impotencia, soy jubilado y me están destrozando la ilusión, ya que había plantado naranjos en este terreno». En los huertos había esparcidas algunas latas de Coca-cola que, parece ser, los ladrones habrían bebido tras perpetrar estos asaltos.