+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

TRÁFICO DE ESTUPEfACIENTES

Detectan en Alicante una droga 80 veces más potente que el cannabis

El producto entraba en España a través de envíos aéreos al aeropuerto del Altet. La sustancia procedía desde Hong Kong camuflada en paquetes de café

 

Imagen de archivo de la incautación de droga, en este caso éxtasis, en el aeropuerto alicantino del Altet. - EFE

EFE sociedad@epmediterraneo.com ALICANTE
16/04/2017

La Guardia Civil ha detectado la entrada por el aeropuerto de Alicante-Elche de una nueva droga cannabinoide sintética, apenas conocida hasta el momento y cuyos efectos en un gramo son 80 veces más potentes que las de un gramo de cannabis tradicional.

Según un comunicado de este cuerpo, la droga entraba a España a través del aeropuerto alicantino, en envíos aéreos de paquetería desde Hong Kong, camuflada en paquetes de café.

Tras realizar una entrega controlada de dichos paquetes, se detuvo a los destinatarios del envío, dos hombres de nacionalidad inglesa, de 36 y 37 años y vecinos de El Campello, quienes ingresaron en prisión por un delito contra la salud pública.

Durante la operación se intervinieron un total de 12.200 gramos de esta sustancia que, una vez procesada y distribuida en dosis, se estima que hubiera alcanzado el valor de 3,5 millones de euros. Su textura grumosa se disuelve en agua y luego se echa sobre el cigarro a fumar, a modo de espray, impregnando dicho cigarro, humedeciéndolo.

La operación se inició a mediados del pasado mes de marzo, cuando agentes de la Guardia Civil de la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) del Aeropuerto de Alicante-Elche constataron la presencia de unos envíos que, tras su análisis de riesgo, se consideró que podrían ser susceptibles de portar algún tipo de sustancia estupefaciente.

golosinas // Se comprobó, en colaboración con el Servicio de Aduanas de dicho aeropuerto, que los citados envíos, procedentes de Hong Kong, llevan unas bolsas ocultas y mezcladas con otras bolsas que contenían golosinas, todo ello dentro de unos paquetes de café. Los paquetes iban dirigidos a una dirección de El Campello, concretamente a un bar frecuentado por la comunidad inglesa de dicha localidad. De las muestras obtenidas de la sustancia se obtuvo como resultado que se trataba de un fuerte cannabinoide, de elaboración sintética y de potentes efectos.