+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

sentencia de la audiencia `provincial de castellón

Siete años de prisión por intentar violar a una prostituta del Caminàs

La víctima se encuentra en paradero desconocido y no asistió al juicio oral . La Audiencia le impone el pago de una indemnización a la chica de 5.500 euros

 

El acusado, Rashid Z. durante el juicio celebrado en la Audiencia. - MEDITERRÁNEO

YOLANDA TENA SOLA-VERA
07/08/2017

Los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón han condenado a un hombre de origen magrebí, Rashid Z. a siete años de cárcel por intentar violar a una prostituta que ofrecía sus servicios sexuales en el camino Caminàs de Castellón después de secuestrarla y llevársela en su coche hasta Orpesa. Unos hechos que ocurrieron el 14 de diciembre del año 2008.

El tribunal, además, le impone el pago de cerca de 5.500 euros en concepto de indemnización por las lesiones provocadas durante su violenta acción, así como por los daños morales ocasionados. La víctima no asistió al acto del juicio oral al encontrarse en paradero desconocido.

Según ha quedado probado, los hechos ocurrieron después de que el acusado acordara con la mujer el pago de 20 euros por mantener relaciones sexuales. La víctima, entonces, se subió en el coche. En un momento dado el procesado se puso muy violento y sacó una navaja de filo ancho y la amenazó rasgándole la camiseta a la mujer y provocándole lesiones en la piel con dicho arma.

Para evitar que la afectada escapara, cerró los seguros de las puertas del coche. La chica se puso a pedir auxilio gritando. Unos chillidos que fueron escuchados por un hombre que intentó romper las ventanillas del turismo con un palo, pero el acusado arrancó el coche y salió huyendo con la prostituta en el interior.

«TE VOY A MATAR»

Rashid Z. circuló con el vehículo a toda velocidad en dirección hacia la localidad de Orpesa, al tiempo que le decía a la mujer: «Te voy a matar», mientras le propinaba golpes en la cabeza. Una vez en Orpesa, le arrebató el monedero a la víctima donde guardaba 300 euros que le hurtó, abandonando a continuación el lugar dejándola a ella malherida en el coche, pero con los seguros puestos.

Fue entonces cuando ella aprovechó para escapar por uno de los agujeros de la ventanilla fracturada y fue entonces socorrida por unos jóvenes que se encontraban en las inmediaciones, que avisaron a la Policía Local y a la Guardia Civil, que se hizo cargo de la investigación y del caso.

La mujer fue trasladada hasta el Hospital General de Castellón, pero tras las curas oportunas por las heridas de arma blanca se negó a someterse a la exploración ginecológica que realizan en estos casos los forenses del Instituto de Medicina Legal.

El hombre fue rápidamente localizado y detenido como presunto autor de los delitos de intento de agresión sexual, detención ilegal, hurto y lesiones. La sentencia no es firme y cabe recurso.

Temas relacionados