+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

se trata de un barrio con muchas infraestructuras deterioradas

Mejoran la movilidad y los servicios básicos en varias calles del Progrés

Renuevan imbornales y la instalación de agua y trabajan para enterrar cableado. Amplían aceras y rampas de peatones en los viales Suera y Coves de Vinromà

 

Los trabajos mejorarán la movilidad en unos viales que permiten el acceso a un parque desde la calle principal. - PRERA

XAVI PRERA
09/10/2017

El Ayuntamiento de Vila-real, a través de la Concejalía de Servicios Públicos, lleva a cabo unas obras de mejora de la movilidad y la accesibilidad de varias calles del barrio del Progrés, situado en el noroeste de la ciudad. Asimismo, las actuaciones también permiten renovar una serie de servicios básicos que se encontraban bastante deteriorados debido el paso del tiempo y preparar la infraestructura para la llegada de otros, como la fibra óptica.

Los trabajos afectan a los viales Suera y Coves de Vinromà, que dan acceso a uno de los pocos parques públicos de la zona desde la calle Xèrica, una de las principales del barrio por cuanto lo conecta con el resto del casco urbano y en la que existen varios comercios. Es por ello que, según explica el concejal de Servicios Públicos, Francisco Valverde, «es muy utilizado por los residentes, en muchos casos gente mayor con movilidad reducida».

ACERAS // De este modo, las labores que se acometen consisten, básicamente, en la ampliación de aceras y la construcción de rampas para peatones en unas calles que se urbanizaron de forma rápida hace varias décadas para acoger la llegada de inmigrantes y que ahora no cumplen la ley en este sentido. El objetivo fundamental es evitar accidentes, pues los residentes han denunciado varias caídas en los últimos meses. «Con este proyecto damos cumplimiento a una larga reivindicación», indica Valverde, quien informa de que las aceras resultantes medirán unos 1,20 metros, «suficientes para que se crucen dos personas».

Asimismo, y aprovechando esta mejora urbanística, también se han efectuado varias intervenciones de mejora de las infraestructuras básicas. Junto a la empresa Facsa, se ha cambiado la instalación del agua potable y, en paralelo, se ha preparado el cableado eléctrico para enterrarlo y que no vaya por las fachadas. También se han renovado varios imbornales de la red de alcantarillado en los que se habían detectado fugas.

El Progrés es una zona del municipio en la que el consistorio reconoce que hacen falta varias actuaciones. En concreto, la estrategia Edusi que Vila-real presentó a Europa y que fue rechazada --ahora preparan una nueva convocatoria-- reservaba 400.000 euros para este barrio y el de Melilla. El documento reconoce la falta de unas infraestructuras y el deterioro de otras, la necesidad de trabajos de rehabilitación urbana o la urgencia de programas de inclusión social.