+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PREVÉN QUE LAS OBRAS SE INICIEN ANTES DEL VERANO

Vía libre al centro de inserción para enfermos mentales de Manantial

La fundación pagará un millón de euros para lanzar el servicio a nivel provincial . El Consell da luz verde a permitir que el solar tenga un uso sanitario-asistencial

 

Imagen virtual del edificio (arriba) que se construirá en este solar (abajo). - DAVID GARCÍA

Imagen virtual del edificio (arriba) que se construirá en este solar (abajo). - DAVID GARCÍA

JOSEP CARDA
26/02/2018

La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte da luz verde a la desafección de una parcela anexa al colegio Pius XII, que se mantenía para una hipotética ampliación de la escuela, lo que permitirá al Ayuntamiento de Vila-real modificar su uso del educativo, que tenía hasta ahora, al sanitario-asistencial.

Es el primer paso para que pueda aprobarse definitivamente el proyecto de construcción de un Centro de Rehabilitación e Integración Social, impulsado por la fundación Manantial, para fomentar la inserción, tanto en la sociedad como en el trabajo, de personas con enfermedad mental. «Será un espacio único en la provincia de Castellón, que reforzará nuestra capitalidad como ciudad de servicios», afirma el edil de Territorio, Emilio Obiol.

El edificio que programa la entidad se levantará sobre un solar de casi 2.000 m2, de los cuales la parte construida serán de 680 m2. Para hacerlo realidad, prevén una inversión --con impuestos incluidos--, de un millón de euros.

El concejal incide en que «es el segundo proyecto de la fundación Manantial que ve la luz en beneficio del municipio y de la provincia», en referencia a la residencia de salud mental que, en breve, abrirá sus puertas, --y será la primera de sus características en la Comunitat--, en lo que fuera el geriátrico Santa Ana, propiedad de la Fundació Caixa Rural.

LOS TIEMPOS // A partir de ahora, y tras el visto bueno de la Conselleria de Educación a desafectar la parcela en cuestión, será el pleno del consistorio el que apruebe la modificación de su uso, para pasarlo de educativo a sanitario-asistencial, lo que facilitará la concesión de la licencia de obra.

Al respecto, el responsable de Territorio adelanta a Mediterráneo que este cambio se aprobará, a muy tardar, en el pleno ordinario de marzo. Y es que Obiol apunta que el retraso en el proceso de autorización de la Generalitat, del que responsabiliza al PP --que en un pleno criticó que no se hubiera pactado la desafección del solar con la comunidad escolar del colegio Pío XII que, con posterioridad, no puso obstáculo ninguno--, puede poner en peligro las subvenciones que espera recibir el ente social para la habilitación de este nuevo servicio.

El edil señala que el anteproyecto se encuentra en estos momentos en el Consell, con el fin de consensuar sus características y, de esta manera, «acelerar su tramitación y construir el inmueble lo más pronto posible, siempre con las observaciones de la Administración autonómica, de manera que las obras puedan iniciarse antes del verano».

Por otra parte, el edil destaca que en la concepción del edificio se tiene en cuenta, a petición del Ayuntamiento, la utilización de cerámica, «de manera que la fachada estará recubierta con este tipo de material». Y añade: «Desde la Concejalía de Territorio hablamos poco, pero vamos haciendo camino en este sentido».