+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Vila-real

 

desarrollan un diagnóstico sobre este segmento demográfico

Vila-real traza la hoja de ruta para ser ciudad amigable con la gente mayor

Un 20% de la población tiene más de 60 años y unas 3.700 personas superan la barrera de los 75. Prevén elaborar un plan de acción conjunto para ofrecer una localidad más accesible y respetuosa

 

El Ayuntamiento propone talleres para conocer de primera mano los problemas de los ancianos y solucionarlos. -

R. D.
21/07/2019

El Ayuntamiento de Vila-real, a través de la Concejalía de Servicios Sociales, traza la hoja de ruta de su primer plan para convertirse en una ciudad amigable y respetuosa con la gente mayor.

Con este sistema pretenden realizar un análisis de la situación sobre los recursos, servicios y nuevas necesidades que plantea el envejecimiento de la población. Así, el objetivo es culminar con un mapa de acción que ofrezca una respuesta a los retos con propuestas de actuación, cara a mejorar la relación con las personas mayores en ámbitos fundamentales, como la accesibilidad urbana, el transporte, la inclusión o la participación social.

El concejal de Servicios Sociales, Álvaro Escorihuela, explica que «el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento demográfico son una realidad» a la que quieren dar respuesta «con políticas y actuaciones que garanticen la calidad de vida del colectivo de personas mayores y promuevan una vejez activa», concreta.

Con esta meta sobre la mesa, el plan de personas mayores parte de una primera fase de análisis y diagnóstico, a través de un proceso de participación con grupos focales, en torno a áreas clave como el transporte, vivienda, inclusión social, o recursos sociales y sanitarios. Para ello, desarrollan diversos talleres participativos con los colectivos implicados en estas disciplinas, como los mayores, cuidadores, empresas y las proveedoras de servicios.

El municipio cuenta con 10.300 personas de más de 60 años, un 20% de la población, de las cuales 3.700 tienen más de 75 años. «Un colectivo tan significativo plantea nuevas necesidades y retos muy diferentes, por este motivo queremos conocer mejor cuáles son sus necesidades, de qué recursos disponemos y qué propuestas podemos implementar para hacer una ciudad accesible, donde este colectivo pueda desarrollar su proyecto de vida y participar activamente en la sociedad», argumenta Escorihuela.

origen / El proyecto, que elabora una consultora especializada, forma parte del plan municipal de inclusión y cohesión social, aprobado por el pleno el pasado mes de marzo, y de la adhesión de Vila-real a la Red de Ciudades Amigables con los Mayores, Esta iniciativa parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para favorecer el intercambio y las buenas prácticas, además de proporcionar apoyo técnico.