Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicent Zaragoza

FIRMA INVITADA

Vicent Zaragoza

No era de este mundo

Querido/a lector/a, el miércoles pasado pude ver en el programa de televisión El Objetivo de A. Pastor, a J. C. Rodríguez Ibarra, el que fue presidente socialista de Extremadura. Por cierto, conociendo su controvertida personalidad, paré el mando y opté por saber qué pensaba de su partido y del gobierno. Tenía la impresión de que no me iba a dejar indiferente. Y así fue, pero con un matiz. Y es que, a pesar de que rápidamente noté que tenía una posición divergente de la suya, esa diferencia me provocó tristeza y no ganas de discutir.

Me parecía que su opinión, a la que tiene derecho, ya no era de este mundo por no atender al presente ni mirar al futuro. Y que quede claro que no lo digo porque era partidario del bipartidismo y de que el PSOE pactara con el PP y no con Podemos. Ni tampoco porque señalara lindezas como esa de que Yolanda Díaz era peligrosa por saber mandar y ser comunista e inteligente... Simplemente manifiesto que, en conjunto, sus respuestas me dieron el aire de que estaba delante de alguien que no ha evolucionado, de uno de aquellos viejos socialistas o comunistas (existen en los dos partes) que dejaron clavadas sus diferencias irreconciliables en la pared de la historia y aún las mantienen.

Hablo de quienes no entienden que el movimiento comunista no existe y, también, de quienes no se enteran de que la propia socialdemocracia (40 Congreso) reconoce que lo importante no se debe limitar a la gestión, sino que tiene que ver con la política transformadora. En definitiva, que ahora no se trata de cultivar el propio jardín, ni de confrontar ni de salir de una tradición para irse a otra cuando están en cuestión las dos, sino de ser socialmente útiles y de renovar las fuerzas de la izquierda europea sobre la base del diálogo y la colaboración en los valores del socialismo. Proceso largo y difícil, pero posible y necesario.

Analista político

Compartir el artículo

stats