Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Susana Marqués

LA RUEDA

Susana Marqués

Feliz y prudente Navidad

El incremento de la incidencia por contagios nos obligará a celebrar por segundo año consecutivo unas Navidades atípicas y, a la espera de que se anuncien las nuevas medidas que vendrán determinadas por el color en que se encuentre el semáforo covid, los vecinos y vecinas necesitamos tener la certeza de cómo vamos a poder celebrar la Navidad y encuentros familiares, pero, sobre todo, necesitamos tener la certeza de que esto se va acabar ya.

Lo cierto es que, por segunda vez, vamos a vivir unas fiestas marcadas por una pandemia que nos exige prudencia y responsabilidad. Prudencia para que la falsa seguridad que nos produce el estar vacunados no nos haga olvidar que los contagios están creciendo y que debemos seguir manteniendo las mismas medidas sanitarias que se han convertido en reglas básicas de nuestro día a día durante la pandemia: uso de mascarilla, distanciamiento interpersonal y litros de gel hidroalcohólico.

Por otro lado, está la responsabilidad individual que, como si de un mantra se tratara, nos empeñamos en repetirnos como si esto solo dependiera de la voluntad de uno mismo y de nadie más, y el tiempo nos está demostrando de que no es así.

Hay quienes tienen la responsabilidad de gobernar un país y liderar una estrategia a nivel nacional. Desde hace muchos meses le venimos reclamando al Gobierno central que se ponga a trabajar en una ley de pandemias, que es necesaria, en vez de descargar la responsabilidad en las comunidades autónomas, pero ya se sabe tenemos al peor Gobierno, en el peor momento.

Hacer frente a esta situación

Los Ayuntamientos, huérfanos de hermanos mayores, volveremos a demostrar estar a la altura para dar respuesta con los medios de los que disponemos ante esta situación. Desde la prudencia y desde la responsabilidad, trataremos de hacerle frente a esta situación, al tiempo que exigimos ya una verdadera cogobernanza, y no la elusión de responsabilidades por parte de quienes deberían ponerse al frente.

Mientras confiamos en despertar de este mal sueño, seguiremos mirando hacia adelante con la ambición que nuestros vecinos se merecen, velando por su seguridad y su bienestar, destinando cuantos recursos sean necesarios para que nadie se quede atrás. Tenemos los ingredientes principales para lograrlo: Ilusión, fuerza y ganas de trabajar. Ahora y siempre, juntos lo conseguiremos. A todos, feliz Navidad.

Alcaldesa de Benicàssim

Compartir el artículo

stats