Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tania Baños

A FONDO

Tania Baños

Resiliencia

La Vall d’Uixó ha demostrado ya su capacidad para recuperarse de situaciones complicadas

Últimamente escuchamos y leemos mucho la palabra resiliencia. Parece que se ha puesto de moda. ¿Pero qué es la resiliencia? La resiliencia es la capacidad de recuperarse de situaciones complicadas y seguir avanzando hacia el futuro. Visto así, la resiliencia es una cualidad que la Vall d’Uixó ha demostrado ya anteriormente, ante capítulos difíciles de su historia como el cierre de la Fábrica Segarra. Un concepto que como ciudad nos es conocido y del que hemos sido y somos ejemplo.

Ahora la palabra resiliencia la vemos asociada a los fondos europeos Next Generation, el plan de recuperación que la Unión Europea ha aprobado como una oportunidad para salir más fuertes de la pandemia provocada por el covid-19, transformando la economía y creando puestos de trabajo para conseguir una Europa más ecológica, más digital y más resiliente. Es decir, que ante futuros contratiempos tenga una mayor capacidad para recuperarse y sobreponerse.

Este proyecto supone la aplicación del mayor paquete de estímulo de la Unión Europea, con el objetivo de reconstruir Europa con una inyección de 800.000 millones de euros. De ellos, España recibirá 140.000 millones de euros para impulsar políticas de investigación e innovación, transición climática y digital justas, lucha contra el cambio climático e igualdad de oportunidades, que hagan que nuestro país esté mejor adaptado y preparado a los retos actuales y del futuro.

La salida que Europa y España le están dando a esta crisis derivada de la pandemia es totalmente diferente a la que dio el PP a la crisis económica del 2008. Frente a los recortes y al austericidio de entonces, ahora promovemos políticas de impulso para salir más fuertes de esta situación. El Gobierno de España ha cumplido con los hitos que la Unión Europea marcaba y ya hemos recibido la primera parte de esta transferencia. Cumplimos y recibimos el apoyo de Europa para que ese dinero llegue a la ciudadanía en forma de políticas de recuperación.

En la Vall d’Uixó no somos novatos en la recepción de fonos europeos. De hecho, hace unos días visitamos el poblado de Sant Josep junto al director general de Administración Local de la Generalitat valenciana, Antoni Such, y la directora territorial de Presidencia, Eva Redondo. Este yacimiento se benefició de una inversión de 139.000 euros para realizar una excavación que sacó a la luz parte de la muralla y una torre, iluminarlo e instalar cartelería y paneles informativos e interpretativos tanto en el interior como en el acceso y la pasarela superior.

También hemos recibido el visto bueno a financiar con dinero europeo la finalización del vivero de empresas y centro de digitalización en la primera planta del mercado municipal. Y nos ha sido aprobada una subvención con fondos europeos para rehabilitar el casco antiguo siguiendo el relato del Camí de l’Aigua. La Comunidad de Regantes también ha recibido una importante inyección económica para modernizar el regadío. A eso se suman los proyectos europeos en agricultura, comercio, empleo juvenil, educación y turismo en los que el Ayuntamiento participa desde hace varios años y en los que hemos sido pioneros en la provincia.

En definitiva, estamos preparados como ciudad para conseguir la mayor inversión posible en las convocatorias de Next Generation. Por eso estamos ultimando nuestra Agenda Urbana para impulsar el desarrollo integral de la Vall, con la vista puesta en contribuir a los 17 objetivos de desarrollo sostenible a través de los fondos europeos. Sabemos qué es la resiliencia.

Alcaldesa de la Vall d’Uixó

Compartir el artículo

stats