Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Araceli de Moya

La rueda

Araceli de Moya

Gobernar para todos, a pesar de todo

Y es que gobernar es tomar decisiones. Eso sí, desde la perspectiva del interés general a la hora de gestionar la res pública. No resulta sencillo congeniar los intereses particulares de unos y otros. Esta cuestión es bien conocida por quienes ostentamos la vara de mando de un municipio, grande o pequeño. Y aún diría más; probablemente, sintamos más las consecuencias de nuestras decisiones políticas los pequeños municipios donde nos conocemos todos y nos encontramos en cualquier esquina.

La responsabilidad debe llevarnos a tener bien abiertos los ojos y limpios los oídos, para descifrar las necesidades de la población y acertar a la hora de tomar esas decisiones. Porque de esas elecciones, dependerá el futuro de Oropesa del Mar, del empleo en la localidad, el motor económico empresarial o el bienestar de nuestros conciudadanos. Intento no olvidar que Todos es la suma de niños y niñas, jóvenes y también personas mayores; y lo es la adición de los habitantes empadronados, pero también los que pasan largas temporadas entre nosotros, e incluso, los que llegan fugazmente; son las personas con animales y los que no los tienen o los que tienen comercios y restaurantes y los que vamos a sus negocios a comprar sus productos o disfrutar de los servicios que nos ofrecen.

Ayer sin ir más lejos, un vecino de cierta edad, me dio un razonamiento en esta línea y con una lógica aplastante: «Si ya habéis instalado un pipicán para que los animales puedan disfrutar al aire libre y hacer ejercicio, y estáis en proceso de construir un skate park para que los jóvenes se diviertan y hagan deporte con sus monopatines, podrías pensar en las personas más mayores y construir una zona con máquinas para hacer ejercicio al aire libre para nosotros». Este es un ejemplo de lo que hoy os comento. Gobernar para todos pasa por atender las circunstancias de unos y otros y buscar el bienestar general en nuestro pueblo, por valorar estas propuestas, no echarlas en saco roto y olvidarlas. Cierto que los recursos económicos son limitados y ello obliga a priorizar antes de tomar decisiones, pero al menos, las peticiones razonadas y las necesidades de diferentes sectores de la población tenemos que estudiarlas e intentar llevarlas a cabo. Y es que, a pesar de todo, como son los tiempos de la Administración con los que hay que lidiar o bien los procedimientos burocráticos que hay que cumplir, el objetivo es gobernar para todos.

Alcaldesa de Oropesa del Mar

Compartir el artículo

stats