Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicent García Nebot

PUNTO DE VISTA

Vicent García Nebot

Dar a luz

Como ya sabéis el Govern del Botànic está firmemente comprometido con las energías renovables y la necesidad de que consigamos una soberanía energética de la que ahora no disponemos. Es aquello que he venido recordando desde esta columna de que: o energías renovables (aerogeneradores y placas fotovoltaicas) o energía fósil o nuclear (petróleo, gas o radioactividad). La tercera opción son las cavernas y la vela de cera.

La semana pasada el Consell aprobó el Decreto Ley de medidas urgentes en respuesta a la emergencia energética y económica originada en la Comunitat Valenciana por la guerra en Ucrania. Es decir, declaró la emergencia energética y la necesidad de agilizar la instalación de las plantas de energía renovable.

En el mismo se establece una ocupación para implantar instalaciones de energía renovable del 3% de la superficie del suelo no urbanizable común de cada municipio, es decir, del que no está protegido. E impone unos criterios de ponderación para incentivar que se ubiquen en aquellos terrenos que tengan baja o media rentabilidad agrológica.

Centrales públicas

Se facilita la puesta en marcha de instalaciones de energía renovable que ocupen menos de 10 hectáreas y se favorece la implantación de centrales fotovoltaicas de iniciativa pública. Y para las plantas de energías renovables de menos de 10 megavatios, tendrán una tramitación de urgencia, con mayor agilidad en su tramitación.

Finalmente se incorpora la posibilidad de declaración energética estratégica para proyectos singulares que puedan ser de interés o bien económico, energético o ambiental para todos los valencianos.

Ya sabemos que dar a luz no es fácil.

Urbanista

Compartir el artículo

stats